4.- Diosa ERIS.

La Noche de Diosas de hoy va dedicada a la diosa ERIS…

Eris (pintura ateniense, c. 575-525 a. C.

En la mitología griega Eris o Éride (en griego antiguo Ἒρις) es la diosa de la discordia. En la mitología romana, su equivalente es Éride.

Eris es una diosa cruel que busca constantemente el conflicto. Considerada hermana de Ares (dios de la guerra), cuenta con hijos como la Pena (Ponos), el Olvido (Lete),el Hambre (Limos), el Dolor (Algos) y el Juramento (Horcos).

Hija de Zeus y Hera, Eris es conocida también por encarnar características como los celos, la rivalidad y la ira.

Eris es una mujer de aspecto sombrío pero vivaz. Normalmente lleva su cabello rubio, de un color casi dorado, formando un recogido y sobre este su corona negra que casi nunca suele quitarse. Su piel es bastante blanquecina aunque no llega a ser del todo pálida, ya que no acaba de agradarle el exponerse demasiado a los rayos de solares de Helios. Sus ojos grisáceos destacan sobre su tez blanquecina haciéndolos más inquisitivos y penetrantes. Otra parte importante son labios de un ligero color rosado, aquellos que más de una vez le han servido para seducir a algún que otro soldado o dios.

Mide aproximadamente 1,72m. De figura esbelta y seductora cuyas curvas situadas en los lugares idóneos hacen que resistir a sus artimañas sea casi imposible. Además en su cara nunca falta una sonrisa picara y burlona que deja entrever sus malévolas intenciones.

En los Trabajos y días, Hesíodo distingue dos diosas diferentes llamadas Eris:

«Así que, después de todo, no había un único tipo de Discordia, sino que en toda la tierra había dos. Respecto a una, el hombre podría elogiarla cuando llegase a conocerla, pero la otra es censurable, y son de naturaleza completamente diferente

Pues una fomenta la guerra y batalla malvadas, siendo cruel: ningún hombre la ama; pero por fuerza, debido a la voluntad de los inmortales dioses, los hombres pagan a la severa Discordia su deuda de honor.

Pero la otra es la hermana mayor de la oscura Noche (Nix), y el hijo de Crono que se sienta en alto y mora en el éter, extendidas sus raíces en la tierra: y es mucho más amable con los hombres. Incluso logra que los perezosos trabajen duro; pues un hombre se vuelve ansioso por trabajar cuando tiene en cuenta a su vecino, un rico que se apresura por arar y plantar y poner su casa en orden, y el vecino compite con su vecino en apresurarse tras la riqueza. Esta Discordia es sana para los hombres. Y el alfarero se enfada con el alfarero, y el artesano con el artesano, y el mendigo envidia al mendigo, y trovador al trovador.

Ella tiene dos caras, que dependen de su humor. En un momento puede ser amable, si todo lo que deseaba ha salido bien. Pero si todo lo que deseaba ha salido mal, pues atiéndete a las consecuencias»

En su cara mala, es callada y sarcástica, pero tiene una mente tan calculadora que la hace sobresalir a ojos de su hermano y sus hermanos, denotando lo importante que ella puede ser cuando se lo propone. Le gusta jugar con la victima que elija, sin importarle las consecuencias. Solamente es unida con su hermano. Su naturaleza es denotada de desagradable por la mayoría y de juguetona ante su hermano y sobrinos.

En su cara buena, es amable e inspira a mejorar la sociedad. Esta cara no se ve en muchas ocasiones y por esto se le separan en dos.

Siempre sintió una atracción por su hermano Ares y nunca la oculto, ni a los ojos de su padre.

Y ahora viene una de las partes de la historia de Eris más desconocida para mí y que me ha llamado mucho la atención…Ahí va!!!

Sabiàis el origen de la expresión «Ser la Manzana de la Discordia»…?

Se utiliza la expresión ‘Ser la manzana de la discordia’ para señalar a alguien que provoca, intencionadamente, que haya disputas, desavenencias y discrepancia de opiniones dentro de un grupo, lugar…

Erróneamente son muchas las personas que creen que dicha expresión proviene del pasaje bíblico en el que Eva toma un fruto prohibido del árbol del bien y del mal en el ‘Jardín del Eden’

Pero la expresión nada tiene que ver con las ‘sagradas escrituras’ sino con una leyenda que se recoge en la mitología griega y que tiene que ver con Eris, Diosa de la discordia y las desavenías.

Según explica el mito, durante el enlace nupcial entre Peleo y Tetis (futuros padres de Aquiles) hizo acto de presencia Eris, quien no había sido invitada a tal magno evento, con la intención de provocar un conflicto entre los allí reunidos.

Portaba una manzana de oro, la cual lanzó a los pies de las diosas Afrodita, Atenea y Hera. Dicha manzana llevaba una inscripción que indicaba que era para la mujer más hermosa, algo que motivó que las tres deidades discutiesen entre ellas sobre a quién le correspondía quedársela.

Para mediar en el conflicto ocasionado por Eris, se escogió a Paris para que eligiera a la más bella de las tres y, por tanto, debía ser la poseedora del fruto dorado.

 

El Juicio de Paris de Enrique Simonet, 1904. Paris sujeta la manzana dorada en su mano derecha mientras observa a las diosas meditativo.

 

 

Tras mucho dudar e incluso intentar sobornarlo con diferentes favores por cada una de las tres diosas para ser la escogida, finalmente Paris ofreció la manzana de oro a Afrodita (quien le había prometido el amor de Helena de Esparta, esposa del rey Melenao).

El joven convencido por las palabras de la diosa terminó secuestrando a Helena, lo que dio lugar a la conocida como ‘Guerra de Troya’.

Fue de los numerosos relatos sobre este episodio mitológico de donde nació la expresión ‘Ser la manzana de la discordia’.

Espero que os haya resultado interesante la historia de ERIS…