7.- Diosa HESTIA

Hoy viene de visita la Diosa HESTIA…la conocemos un poquito más?

En la mitología griega, Hestia (en griego antiguo Ἑστία Hestía) es la diosa de la cocina, la arquitectura, el hogar, o, más apropiadamente, del fuego que da calor y vida a los hogares. Es una diosa pacífica. Su culto se asemejaba a la escita Tabiti, y su equivalente romana sería la diosa Vesta, aunque el culto romano a ésta difería bastante del de los griegos.

Era la hija primogénita de los titanes Crono y Rea, y la primera en ser devorada por su padre al nacer; por lo que fue la última expulsada del cuerpo de su padre cuando Zeus le entregó el vomitivo. Tras la guerra contra los Titanes, Hestia fue cortejada por Poseidón y por Apolo, pero juró sobre la cabeza de Zeus que permanecería siempre virgen, evitando así la primera disputa entre dioses olímpicos. El rey de los dioses le correspondió cediéndole la primera víctima de todos los sacrificios públicos y los lugares preeminentes de todas las casas.

Hestia era la primera a quien se le hacían las ofrendas en los banquetes, incluso antes que a Zeus. Se le solían sacrificar terneras de menos de un año, aludiendo a su virginidad.

Como diosa del hogar y la familia, Hestia apenas salía del Olimpo excepto para atender el oráculo de Delfos, y nunca se inmiscuía en las disputas de los dioses y los hombres, por lo que paradójicamente pocas veces aparece en los relatos mitológicos a pesar de ser una de las principales diosas de la religión griega y, posteriormente, romana.

Cuando Dioniso es admitido en el Olimpo, Hestia cede su puesto en el consejo de los doce dioses, mostrando otra vez su carácter pacífico. Dioniso fortaleció su categoría de dios olímpico y ella se dedicó por completo al cuidado del fuego sagrado del Olimpo.

Se representaba sentada o de pie, en actitud solemne y sosegada, sosteniendo una llama en la mano, con un velo que desde la cabeza le caía por la espalda.

Su símbolo era el círculo.

Estatua en bronce en representación a Hestia

Hestia en la filatelia

Dónde podemos encontrar el fuego de la Diosa Hestia…???

El pritaneo era el edificio público de las polis griegas, situado en el ágora, en el que se conservaba el fuego sagrado de Hestia.

Estos templos eran considerados un lugar especial de culto y asilo. Estaban consagrados a todos los dioses griegos, aunque presididos por Hestia. En ellos se daban comidas públicas a los que por sus servicios habían merecido ser mantenidos por la polis y se recibía a los embajadores extranjeros.

En este edificio también se reunían los magistrados para impartir justicia.

Cuando los habitantes de una polis partían para fundar una colonia, llevaban una antorcha con el fuego sagrado del altar de Hestia, con el que encendían el altar de la nueva colonia, como símbolo de unión con su polis.

Fueron famosos los templos consagrados a Hestia en Atenas, Oropos, Hermíone, Esparta, Olimpia, Larisa y Ténedos. El oráculo de Delfos estuvo dedicado a Hestia antes de que se le ofrendara a Apolo.

Hestia inventó el arte de construir, por lo que con ella finalizaban siempre las oraciones a los dioses. De ella dependía la felicidad conyugal y la armonía de la familia. Extendió su protección sobre los altares, los palacios de los gobernantes y, por analogía, sobre los estados entendidos como el hogar de cada pueblo. De ella, por tanto, dependía la armonía y la felicidad de los habitantes de una ciudad. Con el paso del tiempo incluso se amplió su protección a todo el universo, asumiendo que un fuego sagrado místico daba vida a toda la naturaleza. En este sentido, en un estadio de la religión más evolucionado, se confundía su culto con el de diosas como Cibeles, Gea, Deméter o Artemisa.

Cuentan que la Diosa Hestia tuvo un momento comprometido con un Dios del Olimpo, aunque se la relaciona con muchos Dioses, os voy a contar lo que la sucedio con el Dios Priapo…

Después de la victoria de los Dioses sobre los titanes se organizó una fiesta donde habían sido invitados todos los que ayudaron en la guerra junto con ninfas y sátiros. Hestia salió a dar un paseo por el bosque y se encontró con un burro atado a un árbol, ella decidió descansar allí al lado del animal y se durmió.

Príapo era un dios menor de la naturaleza al que le encantaban las fiestas y que lógicamente había asistido a la fiesta que se hacía en el Olimpo; al igual que Hestia también había salido a pasear por el bosque cuando se encontró a Hestia durmiendo. Él no sabía quién era, pero, aún así, decidió ir a por ella. El burro al verlo empezó a rebuznar y despertó a Hestia, esta al ver a Príapo encima suya se asustó y empezó a gritar. Los Dioses que estaban en la fiesta la oyeron y fueron a ayudarla, al ver la escena apartaron a Príapo de Hestia. Príapo afirmó que no sabía que era Hestia, si no que pensaba que era una ninfa. Al final todo quedó como un malentendido, pero Príapo nunca volvió a ser invitado a las fiestas del Olimpo.

Y aqui finaliza nuestra Noche de Diosas de hoy!!!