9.- LA LEYENDA DE HELLO KITTY

#FestivalMartes13Tenebroso

LA LEYENDA DE HELLO KITTY

La historia que hay detrás su creación ha recorrido el mundo hasta el punto de convertirse en una de las más extendidas leyendas urbanas…

Se dice que en los años 70 había una niña de 14 años que estaba en fase terminal de cáncer de boca. Los médicos ya habían arrancado todas las esperanzas de la familia en relación a la cura de la niña, así que la madre de la niña, Ikaka Shimizu, desesperada, acudió a todas iglesias y cultos, pero al no obtener resultado se inició en el ocultismo y satanismo, presentó su hija al diablo para que la curara y le hizo una promesa de fabricar una marca que fuese famosa en todo el mundo, el diablo cumplió su parte y la madre también. Creó a Hello Kitty.

El personaje se ha usado también en otras circunstancias que no tienen nada que ver con el mundo infantil, en 1999, en Hong Kong, tuvo lugar un brutal asesinato que llamaron el Hello Kitty Murder. El popular nombre del caso se debió a que los asesinos ocultaron la cabeza de la víctima en una muñeca de Hello Kitty después de haberla decapitado.

En agosto de 2007, los policías tailandeses que habían cometido pequeñas infracciones como llegar tarde o aparcar en zonas indebidas fueron obligados a llevar brazaletes de Hello Kitty durante varios días como castigo.

También en ese mismo año, fue detenido un famoso narcotraficante colombiano, que aparte de tener una importante colección de objetos y prendas de la gatita, utilizaba la imagen de la marca japonesa para enviar mensajes codificados a su correo electrónico

 

 

 

#FestivalMartes13Tenebroso

EL HOTEL DEL BOSQUE

Cuenta la leyenda que una familia se sentía un poco nerviosa porque la inauguración del Hotel de sus sueños, se había empañado con la llegada de una tormenta y posiblemente algunas personas que estaban en camino se encontraban perdidas en el bosque en medio de la tempestad. Por si fuera poco, los constantes rayos afectaron la electricidad, dejándolos en completa oscuridad y solo iluminados con la luz de los relámpagos.

Se repartieron velas entre los huéspedes y trabajadores, y sin tener mucho que hacer, la mayoría decidió ir a dormir. Fue entonces cuando uno de los huéspedes, entre el murmullo del viento, el tic-tac de las gotas de lluvia y el estruendo de los truenos, alcanzó a percibir el llanto de un niño en su habitación. Sin averiguar nada, el hombre fue a comunicarlo a recepción, a pesar de saber que no había ningún bebé en el hotel en ese momento.

Enviaron a dos empleados al cuarto, esperando que atraparan a un gato o algún mapache que hubiese entrado y pudiera asustar a otros huéspedes.

Los dos jóvenes volvieron de la habitación con los rostros pálidos, uno de ellos no pudo pronunciar palabra, pero el otro dijo que había visto a un niño pequeño, de unos días de nacido, pero lo impresionante de este es que tenía grandes garras y afilados colmillos, y un par de cuernos bien marcados en su cabeza.

Según decía estaba riendo y aun si hubieran querido atraparlo, no podrían hacerlo porque era demasiado rápido y escurridizo.

Aunque les costó trabajo creer en lo que decían el par de muchachos, todos los empleados del hotel acudieron a la mentada habitación, pero el endemoniado niño ya no estaba ahí. Pero pronto supieron donde andaba porque una serie de gritos se oyeron el hotel.

Cuando la luz volvió muchas de las personas que estaban ahí, se encontraron con mordidas y arañazos en su cuerpo, y el hotel cerró antes de haber abierto.

Y sin saber de dónde vino aquella criatura que ahora tenía un hotel completo para él solo, esperando viajeros perdidos que llegaran hasta ahí.