21.- HOLANDA

#GASTROMONOGRÁFICOS

Hoy en nuestra gira por el mundo gastronómico nos vamos al país de los Tulipanes🌷🌷🌷🌷

HOLANDA

Holanda (en neerlandés, Holland) es una región histórica y una provincia situada en la costa occidental de los Países Bajos.

Desde 1840, está dividida en dos provincias, Holanda Septentrional (Holanda del Norte) y Holanda Meridional (Holanda del Sur).

En el pasado, el antiguo condado de Holanda fue miembro principal de las Provincias Unidas (1581-1795). Debido a su importancia histórica en la región, el topónimo «Holanda» se utiliza tradicionalmente como pars pro toto o sinécdoque para referirse al Estado soberano, y la denominación oficial de éste es la de «Países Bajos».

Sin embargo, durante el reinado de Luis I Bonaparte, el Estado llevó el nombre de Reino de Holanda (1806-1810).

Lo mismo ocurre con el idioma, el neerlandés, que es conocido tradicionalmente, por extensión, como «holandés» (aunque en realidad el holandés es un «dialecto» del neerlandés). Lo mismo ocurre en el caso del gentilicio, que es neerlandés/a, aunque también se usa «holandés/a».

La cocina tradicional es la que se puede denominar como cocina de invierno, muy variada en todo tipo de estofados, sopas cocinadas a base de panceta, salchichas,…

El queso es uno de los elementos más simbólicos y más valorado en los Países Bajos, alguno de ellos son muy populares como Gouda, Edam (conocido popularmente como queso de bola) y Leiden, quesos suaves y cremosos con un sabor ligeramente salado.

Como bebida habitual podremos decir que la cerveza de producción nacional es la más importante. Conocida por todo el mundo gracias a la exportación, Heineken y Amstel ambas de sabor muy suave y Oranjeboom y Grolsch con un sabor más fuerte. Sería conveniente saber que si pides una “pils”, te servirán una caña y si pides una “vaas”, te servirán una jarra.

Otra de las bebidas más consumida es la ginebra (jenever). En ocasiones la cerveza es acompañada por pequeños vasitos de ginebra conocida como borrel o kopstoot. También es muy frecuente hacer distinción entre las jóvenes y las añejas. La más popular es una ginebra que viene embasada en botella de cerámica, que normalmente va perfumada con todo lujo y que se conoce como “Bols”.

 

#Receta

Sopa de verduras con albondiguillas (groentesoep met balletjes)

Ingredientes:

150 gr. de carne de cerdo picada
150 gr. de carne de vaca picada
1 cucharada de pan rallado
1/4 cucharadita de nuez moscada
1/2 cucharadita de sal
1/2 cucharadita de pimienta negra molida
1 litro de caldo
200 gr. de verduras para sopa.

Preparación:

Mezclar bien los dos tipos de carne picada con el pan rallado, la sal, la pimienta y la nuez moscada. Hacer albóndigas del tamaño de una canica.

Mientras, calentar el caldo hasta que hierva suavemente. Añadir la verdura y cocer a fuego lento durante unos 20 minutos. Añadir unas cuantas soepballetjes al caldo, esperar unos 10 segundos y seguir añadiendo albondiguillas poco a poco hasta que se acaben. Las albóndigas estarán listas cuando floten en la superficie del caldo, en 1 o 2 minutos.

#receta

Oliebollen

125 gr. de harina
75 ml de leche tibia
7 gr. de levadura de pan
20 gr. de mantequilla blanda.
15 gr. de azúcar
1 cucharadita de ralladura de limón
Un pellizco de sal
1 huevo
20 gr. de pasas o cualquier otra fruta seca o confitada.
1 cucharada colmada de azúcar glas

Poner las pasas en remojo con agua caliente o ron unas horas antes, preferiblemente durante toda la noche. Disolver la levadura en la leche tibia. Mezclar la harina con el azúcar y la ralladura de limón, e incorporar con cuidado la mezcla de leche y levadura. Añadir el huevo y la sal y revolver durante varios minutos hasta mezclar bien la masa. Incorporar las pasas escurridas. Cubrir y dejar subir hasta que haya doblado su volumen. Remover la masa y dejar que vuelva a subir.

Mientras, calentar el aceite en la freidora a 190ºC. Cubrir una fuente con papel de cocina para que absorba el exceso de aceite de los buñuelos. Revolver bien la masa. Con una cuchara grande o una pala de helado, tomar porciones de la masa, dejarlas caer en el aceite caliente y freír durante unos 4 minutos por cada lado o hasta que estén dorados.

Es muy importante que la temperatura del aceite sea la correcta. Si está demasiado caliente los buñuelos se quemarán por fuera y no estarán cocidos por dentro.

Escurrir bien los buñuelos sobre el papel de cocina, pasarlos a una fuente limpia y espolvorearlos con azúcar glas.

#Receta

Boerenkool (puré de patata y col rizada).

Ingredientes:

500 gramos de col verde rizada
1 kg de patatas
25 gr de mantequilla sin sal
50 ml de leche caliente
1 salchicha ahumada
Una pizca de sal.

Preparación:

Lavar la col, arrancar las hojas de los tallos y cortarlas en juliana fina. Pelar las patatas, partirlas en cuartos y ponerlas en una cazuela. Añadir agua hasta que apenas cubra las patatas, y colocar la col encima. Poner la salchicha encima de la col. Tapar la cazuela y llevar a ebullición. Dejar cocer a fuego lento durante unos 20 minutos, o hasta que las patatas estén hechas. Retirar la salchicha, escurrir bien y aplastar las patatas y la verdura con un tenedor (o un pasapurés) hasta convertirlas en puré. Añadir la mantequilla y la leche (o, para una versión más ligera, el agua de cocción), y mezclar bien. Probar y rectificar de sal si es necesario.

Cortar la salchicha en rodajas y servir con el stamppot. Se puede acompañar también con mostaza.

#Receta

Espárragos blancos

Cuanto más frescos, mejor
Plato para 4 personas

Ingredientes:

1 kg de espárragos blancos
1 kg de patatas
4 huevos
100 gr. de mantequilla
8 lonchas de jamón cocido
una pizca de nuez moscada molida
perejil fresco (picado), como guarnición
Se necesita – pelapatatas/pelador de espárragos

Preparación:

Lavar los espárragos y cortar unos 2 cm de la parte inferior. Pelar los tallos con un pelapatatas.
Meter los espárragos limpios en la cazuela y llenar con agua hasta cubrirlos. Añadir sal, llevar a ebullición y cocer a fuego lento durante 10 minutos.
Hervir las patatas en una cazuela con agua durante unos 20 minutos.
Retirar del fuego los espárragos y dejarlos reposar unos 15-20 minutos. Comprobar que están en su punto pinchándolos en la parte inferior con un tenedor (deben estar blandos pero sin deshacerse)
Cocer los huevos en un cazo con agua durante 10 minutos. Escurrir y remojar enseguida en agua fría para poder pelarlos bien. Pelar y cortar por la mitad a lo largo.

Deshacer la mantequilla y salpimentar al gusto.
Sacar los espárragos con una espumadera y dejarlos secar sobre un trapo de cocina. Verter la mantequilla derretida en una salsera. Escurrir las patatas.

Repartir los espárragos en 4 platos y guarnir cada uno con 2 trozos de jamón, 2 medios huevos y patatas. Espolvorear nuez moscada y perejil sobre los espárragos como guarnición.

#Receta

Poffertjes

Los poffertjes son unas pequeñas tortitas dulces que forman parte imprescindible de las fiestas nacionales, los festivales de verano, y cualquier festividad en Holanda. En Navidades, Nochevieja y Año Nuevo, en todos los mercadillos de navidad hay puestos vendiendo poffertjes. Tradicionalmente, los poffertjes se sirven cubiertos de mantequilla derretida y una capa de azúcar glas.

Los poffertjes se preparan en una sartén especial que tiene unos huecos donde se vierte la masa. Su nombre quiere decir «hinchaditos», y se deriva de la manera en que se preparan: al echar la masa en la sartén, se hinchan.

Ingredientes:

200 ml de leche tibia
3/4 cucharadita de levadura de panadería
250 gr. de harina
2 huevos
Una pizca de sal
Azúcar glas
Mantequilla
Mezclar la levadura con la leche tibia.

Mezclar los huevos y la harina y añadir poco a poco la leche. Revolver bien hasta que no haya ningún grumo, y añadir una pizca de sal.
Cubrir la masa y dejarla reposar de 45 min. a 1 hora, para que suba.
Calentar la sartén para poffertjes y engrasarla con un poquito de mantequilla. Verter un poco de masa en cada hueco.
Dar la vuelta a las tortitas con un tenedor en cuanto se formen burbujas en la superficie.
Servir los poffertjes con azúcar glas y un trocito de mantequilla.

#Anécdota

En 1687, un borracho dió la alarma de incendio porque creyó ver fuego en lo alto de la torre de la catedral de San Romualdo, en Malinas. Los vecinos subieron con cubos llenos de agua los más de 500 escalones para descubrir que el reflejo rojizo de la Luna, acompañado por las brumas de aquella noche de finales de enero, había confundido al vecino beodo. El alcalde trató de encubrir el hecho, pero desde entonces, en toda Bélgica se conoce a los malineses como maneblussers, es decir, los apagalunas.

Muy típico que la afición del equipo rival de uno de los clubes de fútbol de Malinas incluya esto en sus cánticos durante un partido.

#anécdota

Hay productos que si los usa la Casa Real, tienen una corona en la cajetilla junto al logo de la marca y ganan estatus.
También es porque las marcas tienen más de 100 años. Así obtienen el título “real” (“koninklijk”)

#anécdota
En el lunch comen rebanadas de pan untadas con cualquier cosa. Típico: pan untado con mantequilla y virutas de chocolate.

#anécdota

El té se lo toman muy muy suave y una bolsita de té les da para 2 o 3 tazas, y además sin azúcar, como toman el café.

#Anécdota

A los niños belgas u holandeses que no se portan bien, no se comen las espinacas o tardan en irse a dormir, todavía se les dice “que viene el Duque de Alba“. Este hombre del saco o coco, fue un general español del siglo XVI que reprimió de manera poco cordial y afectuosa la primera insurrección de las Diecisiete Provincias (Países Bajos y Bélgica) mientras ostentó el cargo de gobernador de la zona. No tantos belgas saben en realidad esto último. ¡Más bien piensan en una especie de monstruo mitológico!

 

 

El Equipo Gastro @Nekabitt y @Tole50 os dan las gracias por vuestra atención.

Esperamos que os haya gustado