7.- Astronomía en el Antiguo Egipto

 

Hoy en vuestra sección favorita sobre el cosmos os traemos en la primera parte de la sección la Astronomía en el Antiguo Egipto.

Después en Astronomía Hoy en Día hablaremos un poco de la compañía PLD Space y de la asombrosa noticia sobre nuestra vecina de al lado, la Galaxia Andrómeda.

Para finalizar recordaos que podéis descargar la sección en pdf al finalizar. Espero que sea de vuestro agrado.
¡Comenzamos!

 

ASTRONOMÍA EN EL ANTIGUO EGIPTO

El pueblo egipcio ha sido de los que más ha vivido con intensidad los ritos religiosos relacionados con su influencia en la vida cotidiana y en su viaje a la vida eterna, una civilización que comenzó aproximadamente sobre el 3150 a. C. hasta el 31 a. C., cuando las tropas romanas definitivamente lo conquistaron.

Por todos nosotros es sabido que eran fervientes adoradores del dios del Sol, al que llamaban Ra, a quien agradecían o suplicaban sus favores y del que los faraones constituían su encarnación en este mundo.

Como otras muchas culturas arcaicas, eran los sacerdotes los encargados de realizar las ofrendas y los rituales. Algunos de ellos se ocupaban de escrutar los cielos durante el día estudiando a nuestro astro rey y por las noches vigilaban las estrellas y los otros cuerpos celestes con mucha dedicación.

Su más conocida aportación en este campo fue el calendario solar, pues fue el primero del que tenemos constancia en la historia, y es precisamente la base del nuestro. Se encuentra detallado en el denominado papiro Rhind, escrito durante el reinado de Apofis I, que resulta ser una copia de un documento aún más antiguo, del siglo XIX a. C., aunque se piensa que se empleaba ya a partir del siglo XVIII a. C.

Constaba de 12 meses de 30 días cada uno y 5 días adicionales, los epagómanos, en los que se festejaba el nacimiento de cinco deidades egipcias: Osiris, Horus, Seth, Isis y Neftis.

Los egipcios comenzaron empleando un calendario lunar, pero comprobaron que les resultaba inútil para pronosticar la llegada del mayor de sus acontecimientos: la crecida del Nilo y la consiguiente inundación y fertilización de sus tierras. En cambio, el calendario solar permitía a los sacerdotes predecir dicha inundación.

La primera aparición de la estrella Sirio (constelación del Can Mayor, aunque es una estrella binaria en realidad, bueno, otro día hablaremos de los diferentes tipos y categorías de estrellas) por el horizonte este de Menfis, capital por aquellos tiempos, coincidía con el desbordamiento del Nilo y fijaba la primera de sus 3 estaciones, la inundación, que comenzaba a finales del verano y duraba todo el otoño; la segunda, la siembra, que duraba el invierno alcanzando hasta el comienzo de la primavera, y la tercera, la recolección, la cual sucedía durante la primavera y todo el verano.

Dado que el año solar dura algo más de los 365 días, y con el fin de que cada año las festividades no se desplazasen un día cada cuatro años, de manera que con el tiempo se acababa celebrando el verano en invierno, los sacerdotes egipcios decidieron en Canopus (ciudad portuaria muy cerca de Alejandría), reformar el calendario añadiéndole un día cada 4 años; es decir, existiría un año de 366 días: el comienzo de lo que hoy conocemos por año bisiesto.

Distinguían hasta 43 constelaciones y dividían el tiempo en 36 decanos de 40 minutos cada uno, lo que les daba los 1440 minutos de nuestro día. También construyeron relojes de Sol y de agua (Clepsidra), para medirlo. Incluso fabricaron el merkhet, un instrumento para apreciar con bastante precisión el alineamiento estelar con el objetivo de medir el tiempo durante la noche, cuando eran inútiles los relojes de Sol (obviamente).

Existen muchas teorías acerca de las alineaciones de los templos y las pirámides egipcias con determinados puntos estelares, aunque la mayor parte no son ciertas. Entre las más verosímiles se encuentra la que supone que el templo de Amón-Ra en Karnak se construyó de manera que en el orto y en el ocaso del solsticio de verano, la luz del Sol entraba en el templo a través del eje del santuario, para así fijar la fecha con exactitud.

Otro de los restos astronómicos más destacados es el llamado Zodiaco de Dendera, un magnífico bajorrelieve esculpido en el pórtico de una cámara dedicada a Osiris en el templo de Hathor en Dendera, cerca de Luxor. Parece ser que el relieve data del 50 a. C. (finales del período Ptolemaico) y representa las constelaciones de Libra y Tauro.

Hoy en día se conserva en el Museo del Louvre, en París.

Para finalizar y no hacer muy extenso el tema mencionaremos la influencia que atribuían a los acontecimientos celestes en su vida cotidiana y en su viaje tras la muerte, es digno de mención el hecho de que los techos de muchas de las tumbas faraónicas halladas en el Valle de los Reyes estén adornados con motivos astronómicos.

 

 

PLD SPACE

Conocemos la NASA, también SPACEX, la ESA, ROSCOSMOS y otras compañías aeroespaciales, pero estoy casi seguro que pocos han oído hablar de PLD Space. Pues bien, es una compañía española fundada en 2011 que tiene como objetivo el desarrollo de lanzadores espaciales de bajo coste (sí, competencia para el señor Musk).

A día de hoy están desarrollando dos modelos de cohetes llamados ARION-1 y ARION-2 para los mercados suborbitales y orbitales. Está compañía también lleva a cabo investigaciones en microgravedad y tecnologías relacionadas con satélites, picosatélites y nanosatélites, además el ministerio de defensa está en contacto con dicha compañía para posibles colaboraciones futuras.

Ya probaron hace unos años (casi 3 años) el motor de combustible líquido realizado en un banco de pruebas (VTS 1 tiene por nombre dicho motor).

Se espera que en 2018 tenga su primer lanzamiento comercial desde el Aeródromo de Teruel. Para futuras secciones analizaremos con detalle los cohetes de dicha compañía, son muy interesantes y han sido premiados.

Solamente comentaros también que la compañía en octubre de 2016, la ESA (Agencia Espacial Europea) eligió a PLD Space como contratista principal del programa LPSR (Liquid Propulsion Stage Recovery) para el desarrollo de una primera etapa reutilizable con un presupuesto de 750000 euros.

El objetivo principal es proporcionar al lanzador Arion 2 de una primera etapa reutilizable con paracaídas para el retorno aunque también se estudiará la posibilidad de usar parapentes controlados. El sistema será probado en un primer momento en el Arion 1.

Todo un orgullo y un logro que la ESA apueste por esta compañía. Os dejo un enlace más amplio con la historia y proyectos futuros de dicha compañía.

Europa apuesta por PLD Space para alcanzar el espacio – Eureka

 

NOTICIAS SOBRE ANDRÓMEDA

Varias noticias que de la galaxia hermana “mayor” de la Vía Láctea (evidentemente si pensabais que iba a hablar de Shun, el Caballero del Zodíaco del signo de Andrómeda estáis equivocados, otro día hablamos de anime).

La primera de las noticias es que gracias a la aplicación de una nueva técnica para medir la masa de las galaxias, un equipo de astrofísicos del Centro Internacional de Investigación de Radioastronomía ha descubierto que la galaxia de Andrómeda tiene aproximadamente el mismo tamaño que la Vía Láctea, y no dos o incluso tres veces más grande que nuestra galaxia, que era lo que se pensaba hasta ahora. Dejo un enlace con más información:

Descubren que Andrómeda tiene el mismo tamaño que la Vía Láctea

También resulta que nuestra vecina de al lado, nos ha mentido en otro dato más, si bien se pavoneaba por el cosmos como la mayor de nuestro cúmulo de galaxias, resulta que también es mucho más joven que la propia Vía Láctea, que aproximadamente tiene unos 3000 millones de años (la Tierra tiene más) y se formó gracias a una brutal colisión entre dos galaxias más pequeñas.

¡Qué vergüenza, Andrómeda, utilizando un carnet falso para entrar a la disco de las galaxias mayores, qué decepción!

Bueno, bromas aparte, estas dos noticas cambian sustancialmente el concepto que teníamos de esta galaxia, la galaxia M31 (no confundir con ninguna carretera de Madrid), la galaxia de Andrómeda, nuestra vecina de al lado (solo está a dos millones de años luz de nosotros).

Os dejo otro enlace con más información:

¡Sorpresa! Andrómeda no es la gemela de la Vía Láctea

 

Bueno y esto es todo, espero que os haya gustado y os haya parecido ameno. ☺