13.- ESGRIMA

 

El Hombre siempre ha buscado armarse contra la naturaleza y contra el Hombre, esto desde Caín; utilizó su fuerza, su material, mejoró su agilidad e hizo uso de su inteligencia. La historia de la esgrima es un testimonio apasionante de esta búsqueda.

 

Los faraones inventan la careta y la competencia

Más de cuatro siglos antes de los Juegos olímpicos de la Grecia antigua, un bajorrelieve del templo de Médinet-About en el Alto Egipto y construído por Ramsés III en 1190 A.C., evoca una competencia deportiva organizada por el faraón para celebrar su victoria contra los Libios.
Las armas – seguramente « bastones con placas » – tenían un botón formado por un abultamiento bien visible. Las manos estaban protegidas con una guardia parecida a la de un sable y algunos esgrimistas tenían la cara protegida con una careta cuya barbilla acolchonada, cubriendo las dos orejas, estaba agarrada a la peluca. El brazo no armado servía para parar y estaba protegido con una especie de escudo.
La traducción de los jeroglíficos nos revela que los adversarios se decían « En guardia… y admira lo que va a hacer mi valiente mano ! », y que los espectadores apoyaban a sus favoritos : « Avanza ! O excelente combatiente ! ». El vencedor saludaba con la mano y con su arma al faraón acompañado de su cortejo. El público estaba compuesto de Asirios, Libios y Egipcios ; el jurado y los organizadores se podían reconocer por la pluma que llevaban. Un escriba anotaba en un papiro los resultados de la competencia.

 

 

 

Los juegos del Olimpo

Es necesario atravesar las épocas y transportarse a Grecia para encontrar en la hoplomaquia (combate con armas uno a uno) los rastros de una competencia en donde se ofrecían premios a los vencedores, ya fueran« hombres hechos y derechos o niños ».
Muchos de nosotros sabemos que la esgrima figuraba en el programa de los primeros juegos olímpicos de la nueva era, en 1896 ; pero muchos ignoran que seguramente también figuró en los primeros Juegos olímpicos, en 776 A.C. Atentos en formar también el cuerpo y el espíritu de su juventud, los griegos habían favorecido todos los juegos que preparaban a la profesión de las armas. Combates olímpicos en donde los atletas (palabra derivada del griego « combate ») debían ser griegos, libres y sin reproche.
Si desafortunadamente desconocemos los primeros premios atribuídos durante estas pruebas, en el Diccionario de las antigüedades Griegas y Romanas, se nos enseña que en el III siglo, en Téos, Grecia, al hoplomacus (maestro de armas) se le pagaban 300 dracmas : mucho más que al maestro de tiro al arco o al de jabalina.
Este libro evoca dos maestros de gran reputación del siglo V, Euthydeme y Dyonysodore, que enseñaban la hoplomaquia (esgrima) a cambio de una buena cantidad de dinero.

 

 

La esgrima de los romanos

En 648 A.C., la enseñanza de la esgrima o “armatura”, fue introducida en los campos romanos por el cónsul Rutilius, con el fin de que « el valor se una al arte y el arte al valor ». Así, la esgrima se fortalece con el ímpetu del valor, mientras que el valor toma de la esgrima la ciencia y la destreza.
La esgrima se practicaba con dos manos : una paraba los golpes con la ayuda del escudo, la otra los daba con la espada. Los oficiales instructores (lanistas, campiductores o rudiaires) privaban de trigo a los malos alumnos 😱 pero les daban grandes porciones de cebada y latigazos 😅 (Virgilio, La Eneida, libro I). Sus « doctores armorum » establecieron reglas para evitar o dar un golpe más diestramente. En este caso, aconsejaban el uso del golpe con la punta, más mortal que los golpes con el filo.

 

 

De la caballeria a las finas armas

Desde la Edad Media, más o menos a partir del inicio del siglo XV, comenzaron a surgir escuelas que enseñaban varias técnicas y estilos a los soldados para que ellos se volvieran cada vez más hábiles con la espada por toda Europa, siendo las principales fuerzas a Alemania, Francia e Italia.

El deporte fue surgiendo con el paso del tiempo y también debido al abandono de las espadas con la aparición de las armas de fuego, y en 1896, en los primeros Juegos Olímpicos modernos, la esgrima fue uno de los deportes que estaba presente.

Desde entonces la esgrima ha sido una modalidad olímpica con las diversas variantes (Florete, Espada y Sable) siendo añadidas a lo largo del tiempo así como la participación de las mujeres en las Olimpiadas.

 

 

Florete

Este es el arma más común para los practicantes de esgrima, siendo esta la arma por la cual los principiantes aprenden esgrima. Es un arma versátil debido a su flexibilidad y por ser bastante ligera (más que la Espada).
Mide alrededor de 90 centímetros con la lámina, poseyendo el vaso (la parte que protege la mano de la hoja) y el asa.
Tradicionalmente esta arma era la única arma usada por las mujeres en las competiciones, siendo que esa realidad cambió con el paso de los años.

 

Espada

La Espada a diferencia del Florete y del Sable, es un arma más rígida y eso trae ventaja a jugadores más altos y saca aquella ventaja que los más versátiles tienen en las otras categorías,

Este hecho esta comprobado, haciendo uso de su altura para tener un mayor alcance. Con la Espada, todo el cuerpo es valido para el ataque, entonces la posición debe ser más derecha y no muy flexionada porque así la rodilla queda muy delante y eso sería un punto débil visible del jugador.

 

Sable

Este arma es la más flexible de todas, al punto de casi parecer un látigo cuando agitada con fuerza y ​​eso hace que incluso bloqueando la lámina pueda doblarse en su arma y tocarle en la misma.

Los combates con el Sable son bastante rápidos y por eso es necesario bastante destreza y capacidad física. No sólo por eso, sino también porque al contrario de las otras que sólo cuenta el toque con la punta, ésta puede tocar con cualquier parte de la lámina.

La zona de toque válido es el torso y los brazos.

 

Pista de esgrima

 

 

La pista de esgrima tiene como medidas 14 metros de largo y varía entre 1,5 y 2 metros de ancho. Esta misma pista se divide en varias zonas como se verá en la siguiente imagen.

Posee una línea a medio dividiendo la pista en dos, 7 metros para cada lado. (Punto 1)

Después tiene dos líneas de guardia, cada una de ellas a 2 metros de la línea central. (Punto 2)

En las extremidades de la pista, en una zona de 2 metros de largo está una zona llamada Signalis, siendo ésta normalmente de otro color y sirve de advertencia a los esgrimistas que casi están a la zona válida de la pista. (punto 4)

Y por fin, después de la zona Signalis hay el área de Recuso Final, teniendo entre 1,5 a 2 metros y está hecha de metal conductivo. (Punto 3).

 

El enfrentamiento hoy día

Actualmente se utiliza un sistema eléctrico para facilitar la función del árbitro señalando cuando hay algún toque por parte de alguno de los esgrimistas (principalmente en el florete y en el sable), funcionando todo a través de corriente eléctrica.

Hay un Aparato Electrónico que se sitúa entre el árbitro y la pista y que señala el tiempo del match, la puntuación y cuando hay un toque, encendiendo luces de colores diferentes, señalando así cuál fue el esgrimista que efectuó el toque.

Este sistema funciona porque hay unas bobinas, parecidas a un carrete, al final de cada extremo de la pista, que esta a estirar los hilos que quedan atrapados al esgrimista y que hacen la transmisión de la corriente eléctrica.

Como cada arma tiene zonas de contacto validas diferentes, la propia ropa también varía un poco, usando diferentes tipos de mallas eléctricas, si la zona válida incluye las piernas o los brazos.

 

 

Uniforme

Se trata de un tejido resistente y reforzado en las axilas para que proteja los esgrimistas de toques más violentos y evitando así cualquier tipo de herida. Puede ser de varios colores y tener el nombre del esgrimista en la espalda junto con la abreviatura del país.

 

Máscara

Está es hecha de hilos de acero entrelazado con el propósito de proteger el rostro y cabeza del esgrimista. También posee una parte acolchada, llamada de Babador, que protege la zona del cuello de algún toque.

 

Guantes

El guante también es almohadillado y debe ir hasta por lo menos la mitad del antebrazo. Sólo se usa un guante en la mano que empuña el arma, siendo por ella que el hilo que conecta el arma a la bobina pasa de forma a señalar cuando hay algún toque.

Además el esgrimista debe calzar zapatillas de deporte y calcetines por encima de la rodilla

 

Reglas

  • Antes de colocar las máscaras, los esgrimistas deben saludar usando las espadas y luego saludar al árbitro y los auxiliares. Después de eso ya pueden colocar las máscaras.

  • En el Florete y en la Espada, sólo el toque con la punta del arma es valido, pero cuando se utiliza el Sable, toda la lámina puede ser usada para alcanzar un toque válido.

  • Si un esgrimista pierde el arma durante la confrontación, si es quien la pierde al atacar, entonces el otro puede hacer un toque (teniendo también algún cuidado) y será válido 💪 .
    Si el que pierde el arma es quien está defendiendo, entonces por una cuestión de ética, el combate es pausado y sólo se reanuda cuando los dos esgrimistas vuelven de nuevo en posición para combatir.👏👏👏

En el caso de que un esgrimista huye del adversario por el lateral de la pista 🏃 , está obligado a retroceder un metro y el combate se reanuda. Si huye por el fondo de la pista👎 , entonces se le da el punto al adversario.

 

MUJERES EN LA ESGRIMA

 

 

Es otro deporte más al que a las mujeres no se les ha permitido acercarse a nivel competitivo hasta recientemente. Es cierto que en competición olímpica pudieron hacerlo en 1924 en París, pero sólo fue en la modalidad con florete. Para hacerlo en las otras dos, espada y sable, tuvieron que esperar hasta 1996 y 2004 respectivamente.

La información de la que se dispone acerca de la relación de la mujer con la esgrima y sus comienzos es escasa. La mayoría de los medios se limitan a dar alguna fecha y un par de nombres, y en muchos casos dicen más las fotos que los artículos que las acompañan.

 

 

Toda la información referida a épocas anteriores al siglo XX es casi inexistente y cuando la hay, en muchos casos es puesta en duda por el propio autor. Pero esto ha sido y será la “piedra con la que tropezar” en casi todas las consultas histórico-deportivas femeninas que hemos hecho desde La Enciclopedia Deportiva. Así que hemos decidido dejar todas las “piedrecillas” que nos hemos encontrado por la red, que aunque pequeñas, algún día podrán ser muchas:

 

– s. XV: Se dice que “como deporte se origina en España…Hombres y mujeres lo practicaban…”. Prueba de ello es la leyenda que rodea a la princesa Ana de Éboli cuando se habla de cómo perdió su ojo. Entre una de las causas que se barajan está la de un accidente con el florete de su maestro mientras practicaban esgrima.

 

 

– s. XVII Julie d’Aubigny, cantante de ópera, fue conocida por su habilidad con la espada; Catalina de Erauso, “La Monja Alférez”, también en esa misma época, se reclutó como hombre en el ejército para viajar por todo América.

 

 

– s. XVIII La Chevalier de D’Eon, diplomática y militar al servicio de Luis XV, impartía lecciones de esgrima en público, venciendo al mejor tirador de la época por 7 tocados a 1

 

 

– s.XIX: En Nueva York existen academias donde las mujeres se ejercitan practicando esgrima. Así lo indica esta ilustración del año 1888.

 

 

– 1912: En EEUU se celebra la primera competición de esgrima de carácter nacional donde participan mujeres. La victoria es para Adelaida Baylis.

– 1924: Las mujeres debutan en esgrima en competición olímpica, 30 años después de que lo hagan los hombres, en la modalidad individual con florete en los JJOO de París. La medalla de oro es para la danesa Ellen Osiier que obtuvo el título con una victoria rotunda.

– 1960: En los JJOO de Roma se añade al programa de competiciones en la esgrima la categoría de equipo femenino con florete. Vence el equipo de la URSS, seguido de Hungría e Italia. En categoría individual femenina la medalla de oro es para la alemana Heidi Schmidt.

– 1996: Se introduce en competición olímpica, en Atlanta, la esgrima femenina con espada, tanto en categoría individual como en equipo. La francesa Laura Flessel se alza con la medalla de oro en individual y Francia en espada por equipo.

 

 

– 2004: Las mujeres participan por primera vez en unos JJOO (Atenas) en categoría individual con sable. La medalla de oro fue para la norteamericana Mariel Zagunis, que curiosamente aunque no se había clasificado para competir, al no enviar Nigeria a su participante, fue seleccionada en el último momento.

 

 

 

A continuación vamos a hablar de la mujer pionera del esgrima en España

 

Teresa Castellanos de Mesa y del Castillo

 

 

Hija de Manuel Castellanos de Mesa, maestro de Esgrima en varias instituciones, entre ellas el cuerpo de Guardias de Corps y el Real Seminario de Nobles de Madrid, y de Ana del Castillo, ambos naturales de Toledo. Nacida en el día de Santa Teresa, recibió lógicamente las primeras lecciones de esgrima de su padre y posteriormente de su hermano Cándido Castellanos de Mesa, que fue también maestro de Esgrima en el Colegio de Artillería de Segovia.
Pronto Teresa Castellanos de Mesa comenzó a realizar funciones públicas de esgrima en las que mostraba su destreza ante un público atraído por lo inaudito de la situación, una mujer mostrando el ejercicio de las armas.
En septiembre de 1835 viajó a Francia en un momento de inestabilidad política para España debido al desarrollo de la Primera Guerra Carlista. En el país galo continúa sus estudios de esgrima con renombrados maestros, como Rusell, a la vez que ofrece funciones en diversos teatros tocando el piano y más tarde esgrimiendo contra diversos maestros, llegando a tener como espectador al rey francés Luis Felipe de Orleans. Así viajó por el país vecino haciendo gala de sus dotes esgrimísticas —Burdeos, Bayona, Dieppe, Ruan—, regresando de nuevo a París, en 1840, donde se estableció como profesora de Esgrima con escuela propia, trabajando también como pensionada del floretista inglés lord Seymourd en su sala de armas.
Durante su estancia en Francia estudia con el profesor Clías los ejercicios calisténicos que habían sido aprobados por las Academias de Medicina y Cirugía de París y de Londres. Después, introdujo estos ejercicios en España al ser nombrada, a su regreso, profesora de los mismos en el colegio femenino Loreto Francés de Madrid en el año 1847, convirtiéndose con ello en una pionera de la gimnástica higiénica, ya que hasta el año 1883, con la creación de la Escuela Central de profesores y profesoras de Gimnástica, no se contempla la formación de las primeras profesoras en la materia.
En septiembre de 1847, Teresa Castellanos de Mesa abrió su propia academia de esgrima y ejercicios calisténicos en el Salón de las Diligencias peninsulares, en el número 15 de la calle Alcalá de Madrid, al tiempo que seguirá desarrollando asaltos públicos de esgrima, de los cuales se tienen noticia hasta marzo de 1864.

 

 

 

Obras recomendadas:

 

Libro “El maestro de esgrima” de Arturo Pérez-Reverte

 

Película “Los 3 Mosqueteros” de George Sidney

 

Película «Scaramouche»

 

Película «Cyrano de Bergerac»

 

Cómic “Arturo” de Pérez Navarro