13 (E.O.) Castillo de Barcience

 

#Toledo

Castillo de Barcience

En esta tercera entrega de la ruta de los Castillos del Olvido os invito a que me acompañeis a conocer las ruinas de esta maravillosa fortaleza.

Barcience fue una zona fortificada ya desde los siglos XI y XII. En el siglo XIII pasó a manos de la Orden de Santiago y fue cedido por su gran maestre, Enrique IV de Castilla, al adelantado Alfonso Tenorio, cabeza de la familia de los Silva, condes de Cifuentes desde 1454.

Estos construyeron el castillo en el siglo XV. La construcción la comenzó Juan de Silva y su nieto Juan de Silva y
Castañeda fue quien la concluyó. En el siglo XVI fue provisto de artillería y guarnición.

De los Silva paso a las casas ducales del Infantado, de Osuna y de Pastrana. Los duques de Pastrana donaron el castillo de Barcience al papa León XIII, quien lo vendió posteriormente a un particular, junto con el término y el pueblo. El particular en cuestión se trata de la familia Calderon, concretamente en la figura de Cirilo Calderon, hombre de negocios que junto con la enorme finca de Barcience en la que se incluía el castillo adquirió el palacio de Barcience a la familia vizcaína de los Taramona y consiguió con su elocuencia y buena visión para los negocios hacer de Barcience y concretamente de sus fincas un auténtico emporio en lo que a explotación agropecuaria se refiere. En la actualidad toda la grandeza de aquella explotación agropecuaria esta en manos de Luis Calderon, heredero de Cirilo Calderon.

No existe documentación que implique a este castillo en ninguna acción bélica, por lo que ha sido utilizado principalmente y a lo largo de los siglos como mansión señorial.

 

 

El castillo de Barcience es de planta casi cuadrada. Destaca su torre del homenaje, de forma cuadrada. En su muro exterior hay grabado un enorme león rampante, que es el emblema de la familia Silva, condes de Cifuentes.

En los ángulos de la parte posterior hay dos torres cilíndricas. En la parte anterior queda a un lado la torre del homenaje y al otro una torre rectangular de mayores dimensiones.

El interior del castillo está totalmente destruido, aunque hay pruebas de la existencia de dos plantas y los adarves que recorren las murallas de una a otra torre.

Debió tener foso y una barrera, de la cual solo quedan dos cubos que protegían la puerta de entrada al recinto.

 

 

Historia de la Casa de Silva:

La Casa de Silva Fernández de Híjar (o Ixar) de Portugal tiene sus orígenes en las uniones matrimoniales de la casa «de Silva» con la de «Fernández de Ixar” desde doña Isabel (1620-1700) descendiente de Pedro Fernández de Ixar (1245-1299), hijo natural del rey Jaime I de Aragón, llamado «el Conquistador» y de doña Berenguela Fernández, descendiente de don Alfonso IX de León por línea materna y la «de Portugal» desde doña Ana (1570-1629) descendiente de doña Isabel de Portugal (1364-1395), hija natural de Fernando I de Borgoña, rey de Portugal. Estos vínculos matrimoniales dieron lugar a una de las familias más antiguas, grandes y ricas de España y Portugal, que, a lo largo de la Historia, ha aportado al reino, primero, al imperio español, más adelante y hasta nuestros días multitud de Grandes de España, virreyes, famosos militares, políticos, estadistas, eclesiásticos, santos y beatos, hombres de letras, estudiosos, académicos, artistas, arquitectos.

 

Non pose quien mal posa
Non pose quien mal posa

 

Sean cuales fueran sus orígenes históricos, bien es cierto que uno de los descendientes más famosos de don Gutierre Peláez de Silva fue don Ruy Gómez II de Silva y Meneses (1517-1573), Grande de España, príncipe de Éboli, I duque de Pastrana, V señor de Ulme y Chamusca; gran estadista y principal amigo/consejero de Felipe de Habsburgo, rey de España.

 

 

De su matrimonio con doña Ana de Mendoza de la Cerda y de Silva Cifuentes (1540-1592), una de las más hermosas mujeres de España nacieron diez hijos. Uno de ellos, don Rodrigo de Silva y Mendoza (1562-1596) II duque de Pastrana, al desposarse con doña Ana de Portugal y Borja (1570-1629), descendiente del rey Fernando I de Portugal, dio origen a la rama De Silva Portugal; mientras que otro hijo, don Diego de Silva y Mendoza (1564-1630), I marqués de Alenquer y III duque de Francavilla, dio origen a la rama De Silva Alenquer. Rama que, a partir del matrimonio entre su hijo don Rodrigo de Silva Mendoza y Sarmiento (1600-1664) con doña Isabel Fernández de Ixar (1603-1642) V duquesa de Ixar, que por decreto suyo hizo duque de Ixar también a su marido se convirtió en De Silva Fernández de Ixar.

La unión de las dos ramas, que dio origen a la casa De Silva Fernández de Ixar Portugal, se produce cuando don Fadrique III de Silva Portugal (1672-1700) IV marqués de Orani, en la segunda mitad del siglo XVII se une en matrimonio con su prima cuarta, doña Juana Petronila de Silva Fernández de Ixar (1669-1710), VII duquesa de Ixar o Híjar.

 

 

Para terminar, puesto que esta Casa tiene una larga historia, comentar que los Fitz James Stuart y de Silva son los actuales poseedores de la mayor parte de los títulos de la Casa de Silva.

 

 

Siguiendo con el Castillo, la parte mejor conservada es la torre del homenaje, así como la estructura exterior de mampostería. El interior se halla completamente en ruinas (como he comentado), y sobre todo el recinto o antemuro que lo protegía. Se encuentra bajo la protección de la Declaración genérica del Decreto de 22 de abril de 1949, y la Ley 16/1985 sobre el Patrimonio Histórico Español.

 

#GaleríaFotográfica

 

 

 

 

 

Pinar del castillo
Pinar del castillo