20.- Saladino vs Ricardo Corazón de León

 

#FestivalDinastíaAyubí

Saladino vs Ricardo Corazón de León

En el año del Señor de 1191, Saladino y Ricardo Corazón de León concertaron una tregua por cinco años, con la que los cristianos podían entrar libremente por Jerusalén, en pequeños grupos y sin armas. Entre ambos reyes, como caballeros surgió un buen entendimiento e incluso celebraron varios banquetes.

Según la leyenda, en medio de una tibia amistad naciente, decidieron una vez comparar sus armas. Ricardo Corazón de León blandió con su fuerte brazo una larga y pesada espada contra un grueso tablón, tajandolo de un golpe.

Por su parte, Saladino demostró el filo cortante de su cimitarra, hecha con el inimitable acero de Damasco, cogiendo un fino velo y arrojándolo al aire: en su caída, la hoja partió suavemente la fina tela en dos trozos. Así, con esta anécdota, se pretendía mostrar el refinamiento y la astucia oriental frente a la fuerza bruta y directa de los cruzados

 

 

Las Espadas

Ricardo I «Corazón de León» se enfrentó a Saladino durante la Tercera Cruzada a finales del siglo XII. Cuenta la leyenda que la espada del rey Ricardo era tosca, pesada, recta y brillante mientras que la espada de Saladino era esbelta, ligera y de un color azul opaco. Ricardo I, para demostrar las virtudes de su espada, cortó una barra de hierro con un solo golpe

 

 

Saladino, cogió un cojín de seda y lo partió sin ningún esfuerzo. ¡No podía ser! Prueba a coger un cuchillo y cortar un cojín o una tela… Si no está tremendamente afilado…¡es imposible! Como los cruzados también pensaron que se trataba de un truco, Saladino lanzó un pañuelo de seda al aire y lo desgarró con la espada.

 

 

Saladino y Ricardo Corazón de León

Aunque sea una significativa contradicción, durante mucho tiempo las normas de la caballería y el honor reinaban en las guerras y en las batallas, y el enemigo era el enemigo, pero también era un caballero que merecía respeto.
Si luego había que saquear, se saqueaba. Si había que arrasar con pueblos y fortalezas, no había problemas, pero había ciertas normas entre caballeros que eran conocidas y respetadas por todos.

Saladino tiene fama de ser un “señor de la guerra” y parece que en no pocas ocasiones trató de forma muy considerada a algunos de sus adversarios, a los que por supuesto, respetaba. En otras ocasiones, cuando el contrario no tenía dicho respeto, la actitud fue otra.

 

Representación ejército de Saladino
Representación ejército de Saladino

 

Quizás uno de los casos más claros de esta forma de actuar de Saladino se dio en la batalla de los cuernos de Hattin, donde Saladino dejó escapar a Raimundo de Trípoli, con el que había firmado una tregua anteriormente, abriendo las filas durante una carga de este para cerrarlas detrás de él y masacrar al resto del ejército cristiano.

Y también dice la leyenda que en una ocasión, Saladino contempló que Ricardo “Corazón de León” se había quedado sin montura durante la batalla y ordenó a uno de sus hombres que le llevaran uno para que continuara la pelea a caballo.

 

Batalla de los Cuernos de Hattin
Batalla de los Cuernos de Hattin

 

Ricardo Corazón de León

Se dice que Ricardo obtuvo su sobrenombre por su valentía, pues en un combate logró arrancarle el corazón a un león. Sin duda, su valor lo demostró en todos los conflictos en los que participó, pues a diferencia de los grandes señores feudales de su época, él no sólo comandaba a sus hombres, sino que también luchaba a su lado, sin dar un paso atrás como Roldán también lo hiciera en los cantares de gesta.

Ricardo no pudo conquistar Jerusalén y sólo obtuvo un efímero tratado de paz entre ambas civilizaciones. Regresó a Europa con sed de aventuras, hasta que encontró la muerte por medio de un disparo de ballesta mientras asediaba un castillo en Francia, y cuenta la leyenda que incluso ordenó que se le perdonara la vida al hombre que había disparado la saeta en su contra.

La leyenda del rey caballero ha durado hasta nuestros tiempos. Es la historia de un príncipe sin posibilidades de reinar, pero que pudo comandar a sus hombres como rey y cruzado. Es el cantar de un caballero cuya vida estuvo llena de aventuras y que llegaría a encontrar la muerte joven, inmortalizando sus hazañas.

 

 

 

THE END!!