24.- DEUTSCHLAND-ALEMANIA

En nuestro quincenal recorrido por las cocinas del mundo, nos acercamos a un país íntimamente unido a nuestra pasada historia, pero como siempre, empezaremos con una breve descripción. Nos referimos a:

 

DEUTSCHLAND-ALEMANIA 🇩🇪

El territorio de la actual Alemania estuvo habitado desde tiempos remotos, pero debió pasar mucho tiempo, con numerosas inmigraciones, invasiones y conquistas hasta que se configuraron las particularidades nacionales de los alemanes.
Su historia se remonta a la Edad de Piedra y durante ese periodo, los bosques alemanes estuvieron poblados por grupos nómadas de cazadores y recolectores, constituyendo las primitivas formas de Homo sapiens, como el Hombre de Heidelberg que vivió hace 400.000 años.

Poco después aparecieron Homo sapiens más avanzados como los encontrados cerca de Steinheim de 300.000 años de antigüedad y el más cercano de 100.000 años, en Ehringsdorf y por último el Neanderthal descubierto cerca de Düsseldorf también de 100.000 años de antigüedad

La gastronomía tradicional de Alemania consiste en un plato de carne, patatas, salsa con verduras o ensalada. Dependiendo de la región tiene influencia de los países vecinos como la cocina de Italia y la de Francia. Los ingredientes más usados son la carne de cerdo, de ternera y aves de corral.

Una de las bases de la alimentación alemana es la carne de cerdo. De hecho, uno de los platos estrellas del país germano, el codillo, se prepara con carne de porcino.

También la ternera es muy demanda, especialmente para los suculentos entrecots y solomillos.

Además, existen en la gastronomía alemana numerosos productos embutidos derivados de la carne como la mortadela alemana, el salchichón cocido o el pastel de carne.

Llegan ahora las salchichas. En Alemania existen muchos tipos diferentes desde la típica y común Francfort a la Bockwurst, pasando por la Weißwurst, salchicha también blanca típica de Múnich, las picantes Burenwürste o la Currywurst, una salchicha con curry típica de Berlín.

 

 

Por otra parte, aquellos que piensan que sólo es la dieta mediterránea la que incluye gran cantidad de verduras, se equivocan.

En la comida alemana las ensaladas, servidas como acompañamiento al plato principal, son esenciales. Normalmente, las ensaladas incluyen lechugas de diversos tipos, tomates, pepinos y pepinillos, cebollas, y una larga lista de productos frescos del campo.

Algunas de ellas también se mezclan con diversas carnes o con patatas.

 

 

Y no olvidemos que Alemania tiene mar y que, por tanto, cuenta con una enorme variedad de pescados y mariscos. Del Mar del Norte llegan, en gran medida, el arenque, el salmón, el carbonero o el rodaballo.

Además de encontrar pescado fresco, también existe mucha tradición de mantenerlo en variadas conservas, así como en escabeche, ahumados o en salazón. En general, se suelen preparar conservas de los filetes de arenque en salsas de tomate o de pimiento y también de atún, sardinas y marisco.

 

 

 

#Receta

Empanadas de col y salchichas alemanas

Ingredientes para 4 raciones.

Para la masa:

5 cucharadas aceite
1 sobre levadura
200 ml agua tibia
300 g harina
1 cucharadita rasa de sal

Para el relleno:

4 salchichas de Frankfurt
1 cebolla pequeña
2 ajos
1/4 de col
100 cl tomate frito
1 pastilla de concentrado de carne
Aceite de oliva
Sal
Pimienta

Preparación:

En primer lugar prepararemos la masa (si no la tenemos congelada).
Usaremos un recipiente amplio y con poca altura de pared para poder amasar con tranquilidad.
En ese recipiente, colocamos la harina en un montón para hacer una especie de volcán. En el centro del montón de harina hacemos un agujero, formando el típico volcán, para colocar la levadura previamente disuelta en el agua templada en su interior. A continuación con ayuda de un tenedor o cuchara ir mezclando la harina y el agua.
Añadimos el aceite y la sal, y continuamos amasando. Cuando empiece a estar formada la masa, amasaremos hasta que esté lista. Si se pega mucho a nuestros dedos añadiremos harina hasta que no se nos pegue.
Cuando este elástica y no se pegue a los dedos, haremos una bola con ella, dejándola en el recipiente donde la hemos amasado, tapada con un paño durante una hora como mínimo, para que suba la levadura.
Mientras prepararemos el relleno. Colocamos una sartén grande en el fuego con aceite a fuego medio. Pelamos y troceamos la cebolla, la introducimos en el aceite caliente. Pelamos y troceamos los ajos, añadiéndolos a la cebolla. Lavamos y troceamos la col, y cuando la cebolla empiece a estar tierna, la añadimos al sofrito.
Añadimos las salchichas troceadas. Dejamos sofreír, removiendo de cuando en cuando. Después añadimos agua a la sartén, así como la pastilla de caldo y dejamos cocer a fuego lento, hasta que la col este bien tierna.
Ahora colocamos papel de horno en la bandeja de horno. Espolvoreamos harina sobre la encimera. Sobre esa harina, estiramos la mitad de la masa y cuando tenga la forma deseada, la colocamos sobre el papel vegetal que ya tendremos puesto sobre la bandeja de horno.
Colocamos la mitad de la masa estirada sobre el papel. Sobre la masa colocamos la mitad del tomate frito. Sobre el tomate frito colocamos el contenido de la sartén. Sobre el contenido de la sartén colocamos el resto de tomate. Estiramos el resto de masa reservada y cubrimos todo uniendo los bordes con la masa que pusimos primero. Ahora pinchamos con un tenedor la superficie de nuestras empanadas para que respiren.

Introducimos al horno a 180 grados, el tiempo depende mucho del horno .Comer bien calentitas.

 

 

#Receta

Codillo al estilo alemán

Ingredientes (2 personas):

1 codillo
3 patatas
1 cabeza de ajos
agua
aceite de oliva virgen extra
sal
pimienta en grano
1 hoja de laurel
vinagreta
mostaza y cerveza (para acompañar)

Para el chucrut:
1 col
100 g de mantequilla
1 copa de vino blanco
5 cucharadas de vinagre
una pizca de comino
unas semillas de cilantro
pimienta en grano
bayas de enebro

Elaboración:

Pon a cocer el codillo en una olla rápida con las patatas y un poco de sal. Añade unas bolitas de pimienta, una hoja de laurel y una cabeza de ajos. Cubre con agua y cuécelos durante 40 minutos. Cuando empiece a hervir, baja el fuego a fuego medio.
Para el chucrut, trocea la col en cuartos y corta en tiras con la mandolina. Pon la berza en un bol, riega con una copa de vino blanco y un chorrito de vinagre y mezcla bien todo.
Aplasta unas bayas de enebro con un cuchillo, agrégalas y espolvorea con pimienta, cilantro y comino. Mezcla bien el conjunto, moja con un vaso de agua y deja reposar durante 3 días o más.
Cuece la col durante 15 minutos en una olla, escúrrela y saltéala a fuego medio durante 8 minutos. Sazona y riega con un chorrito de aceite de oliva.
Pasa el codillo a una bandeja de horno, moja aceite de oliva virgen extra y hornéalo a 250ºC durante 10 minutos.
Sirve el codillo con las patatas y el chucrut. Acompaña con una cerveza alemana, pepinillos y mostaza dulce.

 

 

#Receta

Rote Grutze

Ingredientes para 4 personas

100 gramos de arándanos
350 gramos de frambuesas y grosellas rojas
350 gramos de fresas y moras
50 gramos de azúcar

Preparación:

Sin duda alguna, una de las principales ventajas de esta receta alemana es tanto su rapidez como su facilidad, a mano tanto de aquellos expertos en cocina como para los que no se les de tan bien.
De este modo, el primer paso de esta receta alemana será lavar muy bien toda la fruta y, en el caso de las fresas por ser el fruto de mayor tamaño, cortarlas en gajos o trozos, como más guste. De la misma manera, si los demás frutos son grandes o queréis cortarlos en trozos más pequeños, lo podréis hacer sin problemas.
Una vez que tengamos toda la fruta lavada y cortada de nuestra receta alemana las pondremos en un recipiente junto al azúcar y lo removeremos hasta que todos los ingredientes se hayan unido correctamente. Tras esto, lo dejaremos reposar para que se extraiga el jugo de la fruta en contacto con el azúcar. Aunque el tiempo mínimo que debéis dejar reposar la mezcla es de 30 minutos, podéis dejarlo más tiempo y así os aseguraréis que se produzca el mayor jugo posible.
De esta manera, tendremos por un lado el jugo producido por el contacto de la fruta con el azúcar y por otro la fruta cortada en gajos o trozos. El siguiente paso será separar ambos ingredientes y calentar el jugo a fuego lento para que, una vez esté caliente, lo unamos de nuevo a la fruta y volvamos a ponerlo todo durante unos minutos al fuego, con cuidado de que no hierva.

 

 

#Bebidas

Cuando se habla de bebidas típicas de Alemania, enseguida se viene a la cabeza la cerveza alemana, por lo bien posicionada que se tiene la imagen de esta bebida en términos de calidad, variedad y arraigo cultural. Sin embargo, Alemania cuenta con una gran variedad de bebidas típicas, entre las que destacan vinos espumosos como el Federweisser, licores dulces como Killepitsch,

 

 

#Bebidas

Apfelwein es una bebida alcohólica extraída por la fermentación etílica del zumo de las manzanas muy típica de algunas zonas de Alemania. Es conocido con diversos dialectos como Äppelwoi, Äppler o incluso Stöffche.

 

 

#Anécdota

La historia que hay tras Killepitsch es la historia de Hans Müller-Schlösser y su buen amigo Willi Busch, al que prometió invitar a un buen trago si salían con vida del refugio antiaéreo donde se protegieron durante los bombardeos de la II Guerra Mundial. Años después Willi fue en busca de su amigo al local que había abierto en el centro de Dusseldörf donde Hans cumplió con su promesa ofreciéndole lo que a partir de entonces se conocería como Killepitsch.

A lo largo de los años, Killepitsch se ha convertido en una bebida reconocida en Alemania y en todo el mundo.

 

 

#curiosidades

Mientras que el Imperio Inca no había ni aparecido, una taberna de Ratisbona, hoy llamada Cocina de salchichas de Ratisbona (‘Wurstkuchl’), abrió sus puertas con el récord mundial de ser la cocina abierta ininterrumpidamente: ¡empezaron a operar en el año 1146 d. C.!

Aunque el primer documento que prueba la fabricación de auténticas salchichas en esta taberna lo encontramos en el siglo XVIII, la pasión nacional por este embutido es indiscutible: tienen más de mil tipos.

 

#curiosidades

Los alemanes son famosos por no saltarse nunca la ley y por tener burocracia para todo. Pues sí, tienes razón, un dato curioso alemán es que tienen una ley que regula la producción de la cerveza: la “Reinheitsgebot”, (Ley de la pureza), que establece que la cerveza solamente se debe elaborar a partir de tres ingredientes: agua, cebada malteada y lúpulo.

De hecho su pasión por la cerveza hizo que en 1903, los alemanes emigrados a la ciudad de Qingdao, en China, fundaran la fábrica Tsingtao Brewery nada más al llegar. ¡Quién iba a esperar algo así!

Aunque todo mundo sabe de su debilidad por este dulce néctar, sorprendentemente Alemania solo ocupa el segundo lugar entre los países del mundo con mayor consumo anual de cerveza per cápita. El primer puesto se lo lleva la República Checa.

 

#anécdota

Hasta una cosa tan normal y cotidiana como comer fuera de casa puede tener particularidades distintas dependiendo del país en el que nos encontremos.

Si te dijeran que en el restaurante vas a compartir mesa podrías pensar: “Hombre, si vas acompañado claro que compartes mesa ¡Precisamente con quien te acompaña!”.

Pues deberías saber que en Alemania es costumbre compartir mesa con extraños. Tal cual. En la gran mayoría de restaurantes alguien que no conoces se sienta en tu misma mesa y compartirá ese momento contigo.

 

#anécdota

Imaginemos que somos 14 en la mesa. ¿Alguien se atrevería a solicitar al camarero que cobrara a todos por separado?

En Alemania es lo más normal del mundo. Cada uno paga lo suyo y recibe su correspondiente “Quittung”.

 

#Anécdota

En 1864, el rey Guillermo I de Prusia (1797-1888), tras serle relatados los avances del ferrocarril, afirmó convencido:

—Nadie pagará dinero por ir de Berlín a Potsdam en una hora cuando puede llegar a lomos de su caballo en un día y gratis.

 

 

 

Finalizamos nuestro recorrido de hoy, no sin antes brindar por tod@s nosotr@s!!…..
PROST AUF UNS!! 🍺🍺🍺
El equipo del Gastronomicón.