21.- Corsarios Alemanes ( II GM )

INSIGNIA CRUCEROS AUXILIARES
INSIGNIA CRUCEROS AUXILIARES

 

Bandera de Guerra de la Kriegsmarine
Bandera de Guerra de la Kriegsmarine

 

CRUCERO AUXILIAR HSK 2 “ATLANTIS”

El HSK 2 “ATLANTIS” es el más famoso de los corsarios de superficie alemanes durante la segunda guerra mundial, no por su efectividad, que la tuvo, más bien por el aura que desprendía su nombre, fue el camaleón de los mares, y su tripulación y oficiales unos caballeros de los mares del sur.
Los Cruceros Auxiliares Mercantes o Corsarios, llamados “Schiff” o “Hilfskreuzers”, o “Raider” por los británicos era una fórmula relativamente barata de atacar el comercio marítimo.
El Atlantis fue fruto de la transformación, en 1939, del buque de transporte “GOLDENFELS”. Fue entregado a la Kriegsmarine a finales de Diciembre de dicho año, quedando bajo el mando del FregattenKäpitan (Capitán de fragata) Bernhard Rogge.
Era un buque rápido, dotado de dos motores diesel que le otorgaban un andar de 17,5 nudos y una autonomía de 60.000 millas náuticas a 10 nudos. Se habilitó la bodega de popa para el transporte y fondeo de minas submarinas magnéticasue, y la de proa para alojar un hidroavión de reconocimiento con las alas plegadas.
Su armamento estaba conformado por un armamento principal de 6 cañones simples de 15 cm L/45 C16, un armamento secundario de 1 cañón de 7,5 cm, 1 pieza doble de 3,7 cm Flak (antiaéreo), 4 piezas simples de 2 cm. Flak, y dotado con 4 tubos lanzatorpedos de 53,3 cm (dos por banda) con un total de 16 torpedos, 2 hidroaviones Heinkel He-114, y 96 minas.
Se disimuló debidamente el equipo bélico, gracias a la colaboración del retirado capitán de corbeta Carlos Augusto Nerger, que durante la Gran Guerra combatió en el buque corsario Wolf. Sobre los montajes de cuatro cañones de 15 centímetros se instaló una cubierta falsa, la cual impediría la detección de aquéllos desde el aire, y el escondrijo se completó prolongando la borda por ambas bandas. Parte del camuflaje se podía levantar y abatir en pocos segundos mediante contrapesos, y en pocos más las piezas podían orientarse y ser disparadas. El quinto y sexto cañón del 15, era cajas de maquinaria colocada sobre la cubierta.
El telémetro de la dirección de tiro se alojaba dentro de lo que parecía ser un tanque de agua, y en la parte más elevada de los mástiles metálicos, que se podían alargar o acortar a voluntad, se instalaron puestos de observación y telescopios.
Una chimenea de quita y pon, tanques adicionales de combustible, una estación radio telegráfica, sistema interno de comunicaciones, una espaciosa enfermería y dispositivos luminosos para poder cambiar a voluntad las luces de navegación.
Su tripulación estaba compuesta de 347 hombres.

 

 

 

Historial:

El Atlantis en sus 603 días de navegación hundió a 16 buques y capturó a otros 6.
El 11 de marzo de 1940, hace una salida como Sperrbrecher -buque para guiar y escoltar a los buques fuera de puerto a través de los campos de minas-, junto a los corsarios Widder y Orión, atravesando el canal Kaiser-Wilhelm, que une a Kiel (báltico) con Brussbüttel (mar del Norte).
El día 23 de marzo, es transformado en la motonave noruega “Knute Nelson” siendo objeto de varios reconocimientos aéreos británicos, pero la noche del 31 de marzo, se transforma en el buque auxiliar ruso “KIM” (incluido en el paquete la transformación de uno de los hidroaviones). Al día siguiente, con visibilidad nula y escoltado por los torpederos “Leopard” y “Wolf”, y el submarino U-37, sale hacia Noruega, y entra en el Oceano Atlántico por el estrecho de Dinamarca (entre Groelandia e Islandia).
COMIENZA LA AVENTURA
El 25 de Abril de 1940, nuestro corsario protagonista, cruza la línea del ecuador.
El día 2 de mayo de 1940, el transatlántico británico “City of Exeter” avista al vapor japonés “Kasii Maru”, observando que en cubierta se encuentra una mujer con un cochecito de niño y a varios tripulantes de tez oscura. Ambos buques se cruzan sin intercambiar mensajes, la suerte ha sonreído al británico, en el buque japonés, su capitán ha sopesado que no merece la pena poner en peligro a los pasajeros del transatlántico y su tapadera, ya que bajo un camuflaje de tubos de ventilación de madera laminar, chimeneas de lona, pintura, se encontraba el corsario alemán «Atlantis».
En la mañana del día 3 de mayo de 1940, es divisado el carguero británico MV “Scientist”, de 6.200 tn., al que se acerca lentamente, hasta que llega la orden de “abajo camuflaje”, en ese momento, se arría la bandera japonesa y se iza la bandera de combate de la Kriegsmarine, mediante señales de banderas se le conmina a parar el buque y a no utilizar la radio, disparando un cañonazo de aviso.
Los británicos hacen caso omiso, lanzando al éter una desesperada llamada de auxilio: QQQ QQQ Mercante desconocido nos ordena detenernos. Siendo ahorquillados por la primera salva, siendo alcanzados por la segunda y a la tercera deja de transmitir al ser destruida la caseta de radio.
El “Scientist” arría los botes salvavidas, y es abordado por un bote del «Atlantis».
El «Atlantis» recoge a la tripulación del buque inglés (77 hombres – 2 heridos graves- y 1 muerto), hundiéndolo mediante dos cargas de demolición y abriendo los grifos de fondo, hundiéndose lentamente, por lo que se le ayudo mediante fuego de cañón, y como último extremo un torpedo, llevándose al fondo del océano 2.500 toneladas de maíz, 1.150 toneladas de cromo, barras de cobre, amianto, concentrado de zinc, harina, yute, pieles y 2.600 toneladas de corteza de acacia.
El “Atlantis” se alejó a toda máquina, con la intención de doblar el Cabo de Buena Esperanza.

 

 

 

En la noche del 18 de Mayo de 1940, siembra un campo de minas, con las 92 minas de orinque que llevaba, a 26 millas del Cabo Las Agujas, en la costa sudafricana, al Este de la Ciudad del Cabo, ruta obligada del tráfico marítimo.
Dos semanas después, el “Atlantis” interceptó un mensaje en el cual los ingleses avisaban que un crucero auxiliar alemán, disfrazado de mercante japonés, navegaba probablemente por el Mar de las Indias, era la hora de cambiar la apariencia, transformándose en la motonave «Abbekerk», de bandera holandesa.
El día 10 de junio de 1940, captura, tras una breve persecución con intercambio de disparos, al carguero noruego “Tirranna”, de 7.230 tn., que estaba armado con un cañón. En el intercambio de disparos, el buque noruego recibió seis impactos, sufriendo cinco muertos y varios heridos.
El buque noruego transportaba 3.000 tn. de trigo, harina, lana y 178 camiones militares, también tenía 5500 cajas de cerveza, 367 cajas de tabaco, 3000 cajas de melocotones en conserva, mermelada, jabón, chocolate, cigarrillos, betún, jamón y queso.
Su tripulación fue transbordada, se le tomaron cien toneladas de combustible, y una reducida dotación de presa condujo rápidamente al buque hacia el Sur, fuera de las derrotas marítimas, en espera de instrucciones, ya que merecía la pena, ahora que se disponía de puertos franceses en el Atlántico, tratar de mandarlo a Alemania.

 

 

La desaparición de este buque, en una zona donde todavía no operaban los submarinos alemanes, causó bastante perplejidad en el Almirantazgo británico.
Para evitar ser descubierto, cambia nuevamente de disfraz, suplanta al mercante “Tarifa”.
El día 11 de julio de 1940, en el Océano Índico, el carguero británico ss “City of Bagdag”, de 7.505 tn., es capturado, después de mandar la señal de alarma, recibiendo un impacto de cañón.
El trozo de abordaje se hace con una copia del British Allied Merchant Shipping (BAMS), código de las comunicaciones radiales del tráfico marítimo británico, con un juego de instrucciones de navegación del Almirantazgo Británico para la marina mercante aliada, con todos los indicativos de las naves. El operador de radio del Atlantis y su ayudante lograron descifrar el código BAMS.
La nave fue hundida mediante cargas de demolición, una vez recogida la tripulación.

 

 

El día 13 de julio de 1940, es detenido, a cañonazos, el carguero británico “Kemmendine”, de 7.700 tn., que transportaba a esposas e hijos de funcionarios del Servicio Civil Británico así como hindúes evacuados de Gibraltar, junto a miles de litros de whiskey, que empezaron a arder.
La tripulación y pasajeros se encontraban ya en los botes entre ambos buques, cuando el cañón de popa del carguero reinició el fuego, siguiendo un intercambio de disparos hasta que fue acallado.
El trozo de abordaje no encontró nada valioso en el buque y Rogge ordenó hundirlo con dos torpedos, tras ser recogidos los tripulantes y pasajeros.

 

 

El Atlantis se alejó rápidamente del lugar de la acción, dirigiéndose hacia el Sudoeste, y por primera vez desde que saliera de Alemania, Rogge, cumplimentando órdenes llegadas desde Berlín, mandó un radio dando su situación y el tonelaje hundido por el corsario.
El día 2 de agosto de 1940, es capturado, tras tres salvas de artillería, el carguero noruego “Talleyrand”, de 6.730 tn., gemelo del Tirranna.
Fue utilizado para hacer prácticas con el hidroavión de reconocimiento, siendo hundido con cargas explosivas.

 

 

El 4 de Agosto de 1940, el “Tirranna” es enviado a Burdeos (Francia) con una dotación de presa, trasladándose prisioneros a dicho buque.
El 11 de agosto de 1940, el Atlantis cruzó entre las islas Mauricio y Rodríguez.
En la noche del 24 al 25 de agosto de 1940, el serviola del “Atlantis” distingue el carguero británico “King City”, de 4.745 tn., transportando cinco mil toneladas de carbón. Este buque se comportaba de una forma extraña, cambiaba continuamente de velocidad, por lo que el Capitán Rogge, ante la posibilidad de que fuera un buque Q (buque trampa contra submarinos), ordenó atacar sin previo aviso, fallando los torpedos, por lo que fue hundido por fuego de cañón. Fallecieron 7 tripulantes, y el resto fue recogido por el Corsario. El errático comportamiento del “King City” fue debido a una avería en los motores.

 

 

El día 27 de agosto, el “Atlantis” recibe un S.O.S. del petrolero inglés British Commander, dando su posición y señalando que le estaban atacando. El HSK “Pinguin”, corsario de superficie alemán, estaba en el índico.
El día 9 de septiembre de 1940, es avistado a 1.000 millas náuticas al Oeste de Madagastar, el petrolero británico “Athelhing”, de 9.555 tn., el cual, desoyendo las llamadas a detenerse del Atlantis, inició la fuga. Rogge ordena abrir fuego, siendo alcanzado el puente de mando, falleciendo el capitán y dos tripulantes del petrolero. El casco resultó muy dañado, y se estaba hundiendo, pero se seguían recibiendo señales de radio, por lo que se procedió a su hundimiento, pero se seguían detectando las señales de radio, dándose cuenta que las emisiones eran enviadas desde otro buque, por lo que salieron en persecución de este, tras obtener mediante el Radiogoniómetro su situación.

 

 

El día 10 de septiembre de 1940, el carguero británico “Benarty”, de 5.800 tn., es atacado por el hidroavión del Atlantis, que le arranca la antena de la radio. Una vez detenido, el trozo de abordaje obtiene tablas actualizadas con los códigos de radio de los mercantes. Algo de valor incalculable, ya que desde el Atlantis, una vez capturado un buque, si había logrado lanzar al éter la señal de alarma, este podía cancelarla, haciendo que el rastreo fuera difícil para los británicos. Transportaba una carga mixta de plomo, zinc y wolframio. Fue hundido mediante cargas, y su tripulación rescatada por el Atlantis.

 

 

En la madrugada del día 20 de septiembre de 1940, es detectado el buque de pasajeros francés “Commissaire Ramel”, de 10.060 tn., que transportaba madera. Una vez detenido, el buque francés intentó enviar señales de auxilio por radio y el capitán Rogge ordenó abrir fuego y después abordarlo. Durante el ataque murieron tres tripulantes y el buque fue barrenado y hundido.

 

 

El día 22 de septiembre de 1940, al “Tirranna” se le acaba la suerte, tras recorrer un arduo camino desde el índico, es torpedeado por el submarino H.M.S. Tuna en el estuario del Gironde, tres torpedos lo hunden, perdiendo la vida 92 personas. Los supervivientes son rescatados por buques alemanes.

 

 

 

El “Atlantis”, una vez revisado los motores y cambiar su apariencia, se dirigen hacia el estrecho de La Sonda.
El día 22 de octubre de 1940, con un grave problema de hacinamiento de los prisioneros, es capturado el carguero yugoslavo “Durmitor”, de 5.620 tn., que usa la radio. Al ser un barco neutral, pero con un comportamiento hostil, se le captura intacto y se envía con una dotación de presa y 312 prisioneros a Mogadiscio, en la Somalia italiana.

 

 

En cuanto se envió el Durmitor a Somalia, el “Atlantis” se trasladó desde las islas indonésicas al golfo de Bengala, donde el día 9 de noviembre de 1940, captura al petrolero noruego “Teddy”, de 6.750 tn., que transporta 10.000 tn. de diesel. El petrolero fue engañado, dado que el Atlantis estaba camuflado como el mercante armado británico “Antenor” y al momento de abordarlo para inspeccionarlo, fue cuando la tripulación se percató de que se trataba de marinos alemanes. El capitán Rogge ordenó trasvasar todo el combustible que fuera posible a su nave y con una tripulación reducida el Teddy fue enviado al sur, a la espera de nuevas órdenes. Esa tarde el hidroavión descubre a una nueva presa a la que se dirigió a toda velocidad.

 

 

En la noche del día 10 de noviembre de 1940, captura al petrolero noruego “Ole Jacob”, de 8.305 tn., cuando transportaba 10.000 toneladas de gasolina de aviación. Se comunicó al buque noruego, que se detuviera, mediante señales luminosas, para ser inspeccionado por tripulantes del “Antenor”; desde el petrolero se empezó a enviar mensajes de alarma; como respuesta se recibió otro mensaje luminoso de que dejara de hacer llamadas de radio y que se preparara para ser abordado; siendo capturado mediante un golpe de mano el petrolero. La carga era necesaria para hacer un trueque con los japoneses por combustible para su nave y de paso deshacerse de los prisioneros. El Atlantis y el Ole Jacob navegaron de conserva hacia la salida del golfo de Bengala.

 

 

Transformado el “Atlantis” en un mercante holandés, se dirige rumbo a las islas Nicobar, donde se tenía pensado interceptar un buque que se dirigía a Singapur. El día 11 de noviembre de 1940, a las 07,00 de la mañana, se avista al SS Automedon, al que se acercan sigilosamente, hasta que a las 8:20 horas se encuentran navegando en rumbos paralelos y a 300 metros de distancia. El corsario aumenta su andar, iza la bandera de combate y dispara un cañonazo de aviso a proa del buque británico, que lanza la señal “RRRR” (ataque de corsario). El capitán Rogge ordena abrir fuego contra el puente del barco y la cabina de radio, hasta que deja de transmitir.
En este ataque los británicos sufren las bajas del capitán del buque, dos oficiales y un camarero que se encontraban en el puente de mando, quedando inconsciente un correo especial del almirantazgo británico, por lo que no pudo destruir los documentos que transportaba. El trozo de abordaje trasladó al Atlantis las bolsas de lona con los documentos secretos, y a la tripulación del mercante.
Una vez en el Corsario, se pudo comprobar que se tenía un tesoro delante, aparte de la gran cantidad de dinero conseguido (6 millones de dólares en libras esterlinas), siendo lo importante un nuevo código BAMS, con los papeles que deben mantenerse en secreto y que todo buque lleva pues corresponde a rutas, señales de comunicaciones etc, y la guinda del pastel era el correo secreto completo para el Comando del Lejano Oriente, en Singapur, que incluía juegos de los códigos secretos de la flota de guerra británica incluyendo los códigos que serían válidos a partir del 1º de enero de 1941, detalles sumamente interesantes referentes a las fuerzas militares, navales y aéreas del Imperio en tales zonas, la situación de Australia y Nueva Zelanda y la posibilidad de que el Japón entrase en guerra, acompañados de varias anotaciones sobre las fortificaciones de Singapur; y en otros seis paquetes sellados contenían información secreta del MI6 a sus estaciones en Singapur, Hong Kong, Shanghai y Tokio.
El SS “Automedon”, de 7.530 tn., transportaba aviones de caza, jeeps, municiones, pertrechos y uniformes, miles de litros de bebidas alcohólicas, 2 millones de cigarrillos, máquinas fotográficas, cobre y acero en planchas, siendo hundido por cargas de demolición.

 

 

 

 

El capitán Rogge envió al petrolero “Ole Jacob” a Kobe (Japón), a donde llegó el 4 de Diciembre de 1940, siendo desembarcados los prisioneros que llevaban con nocturnidad, y transferidos al trasatlántico alemán “Scharnhorst” y posteriormente al buque “Storstad”, en el cual fueron trasladados a Burdeos.
Al día siguiente, los documentos fueron entregados en la embajada alemana en Tokio, siendo fotografiados los documentos más importantes y enviados a Alemania, atravesando Rusia en el Trans-siberiano, desde Vladivostok a Moscú, y desde allí, en avión, a Berlín. Además el 7 de diciembre, se envió un telegrama codificado por Enigma, al Cuartel General de la Kriegsmarine en Berlín donde se resumía las órdenes del Estado Mayor General británico, a través del telégrafo postal de la Unión Soviética. Una vez leído, el Cuartel General ordenó, el 12 de diciembre, que una copia fuera enviada al agregado naval japonés en Berlín, el cual, envió a Tokio un radiotelegrama resumiendo el contenido, codificado con el código japonés 97-Shiki In-ji-ki san Gata, conocido por los estadounidenses como Coral, el cual fue interceptado pero no decodificado hasta mediados de 1943. El día 12 de diciembre, el agregado naval alemán en Tokio recibió órdenes de Berlín de entregar copia de los documentos a los japoneses, cosa que hizo entrevistándose con el Vicealmirante Kondo. Los británicos ya sabían de la captura de dichos documentos el 30 de Diciembre de 1941, pero Churchill ordenó que no se mencionara el asunto, ya que era importante para que siguieran llegando tropas australianas, neozelandesas e hindúes a Singapur y demás islas del Pacífico. El 15 de febrero de 1942, Singapur capitulaba fue conquistada por los japoneses.

 

 

La consecuencia de la entrega de dichos documentos fue una tácita autorización, por parte japonesa, de utilización de las pequeñas islas de Maug en el archipiélago de las Marianas, por los corsarios alemanes, donde se darían cita más de una vez con sus buques de aprovisionamiento.

 

 

 

Después de su encuentro con el “Automedon”, el Atlantis se reunió con el HSK “Pinguin” el 7 de diciembre, petroleando de una presa de este último (el petrolero “Storstad”), dirigiéndose al puerto abandonado de Pont Covreaux en las islas Kerguelen para un descanso de dos semanas y para pasar la Navidad. Se hicieron reparaciones en el buque, revisaron las máquinas e hicieron aguada y cuando estaban pintando la chimenea un marinero cayo sobre cubierta muriendo en el acto. El infortunado fue enterrado en Bassin de la Gazelle, Kerguelen.

 

 

Cuando volvió a la actividad de corso, el “Atlantis” navegaba transformado en el mercante noruego “Támesis”, dirigiéndose a las Islas Seychelles, al nordeste de Madagascar, donde, el día 24 de enero de 1941, el hidroavión descubrió al carguero británico Mandasor, de 5.150 toneladas, al que atacó con bombas y ametralladoras, lanzando el mercante la llamada de socorro. El Atlantis llegó al lugar y disparó haciendo blanco en 8 oportunidades, matando a 7 tripulantes y quedando en llamas el mercante, siendo abandonado por la tripulación. Al amerizar el hidroavión Arado dañó uno de los flotadores, volcó, y se hundió. El trozo de abordaje revisó el barco, que llevaba 2 mil tn de hierro y 1800 tn de té, y lo hundió con cargas explosivas.

 

 

En la noche del día 31 de enero de 1941, es capturado el carguero británico “Speybank”, de 5.150 tn., cuando transportaba manganeso, goma-laca, teca, minerales, alfombras, té y caucho. Fue capturado de noche sin que pudiera lanzar una llamada de auxilio.

 

 

El día 2 de febrero de 1941, el petrolero noruego “Ketty Bröving”, de 7.300 tn., es capturado cuando transportaba cuatro mil quinientas toneladas de gasóleo y seis mil de fuelóleo, siendo atacado de noche, se hace un disparo de aviso, fallando estrepitosamente, pues arranca la chimenea, la tripulación presa de pánico se arroja por la borda. La tripulación del “Atlantis” “pesca” a la tripulación, y toma posesión de petrolero que pasa a operar como buque de abastecimientos para la Kriegsmarine.

 

 

El día 14 de febrero de 1941, el Atlantis, el “Speybank” y el ”Ketty Bröving”, se reunía con el buque alemán de aprovisionamiento “Tannenfels” y el acorazado de bolsillo “Admiral Scheer”, al sur de las Seychelles. Tras navegar en conserva trescientas millas hacia el Sur en busca de mejores condiciones de mar para petrolear, el “Ketty Bröving” trasborda gasóleo a los buques germanos.
A finales de febrero, y a la altura de Madagascar, el corsario, siempre escoltado por sus dos acompañantes, proporcionaba víveres al petrolero “British Advocate”, presa del Scheer que se dirigía a Burdeos (a donde arribaría), y petróleo al submarino italiano “Perla”, procedente de Massawa, Eritrea. También se envió al “Speybank” a Burdeos a donde llegó a finales del mayo de 1941.

 

 

 

El Atlantis recibió la orden de pasar al Atlántico, donde se tenía que reunir con el buque de aprovisionamiento “Dresden”, procedente de Santos (Brasil).
Al alba del 17 de abril de 1941, se cruza con el buque de pasajeros egipcio “Zam Zam”, de 8.300 tn., que a parte del pasaje, transportaba aceite lubricante, latón, ambulancias, camiones, material de construcción, planchas y barras de acero, radios, máquinas de escribir, baterías, cosméticos, ropa interior de damas, adornos, bisutería, Coca Cola y muchos otros productos más.
El “Atlantis” lo confundió con el transporte de tropas “Bibby”, al navegar con las luces apagadas, lanzo dos salvas de artillería que fallaron y a la tercera destruyó el puente y la estación de radio.
La tripulación abandonó el buque, dejando a su suerte a los pasajeros, que fueron rescatados por el Atlantis, mientras el trozo de abordaje registraba el barco.

 

 

El 19 de abril, se unió al buque de suministros Dresden, transfiriendo a todos los pasajeros, siendo llevados a Francia, entre ellos al fotógrafo de la revista Life, David E. Scherman que tomo algunas fotografías que fueron publicadas en la revista, el 23 de junio de 1941.
Siguiendo con su patrulla, días después, el “Atlantis” se reunió con el HSK “Kormoran”, el buque de suministros “Alsterufer” y el buque cisterna “Nordmark”. Recibió un nuevo avión Arado AR 196.
El Atlantis se camufló como el mercante holandés Brastagui, permaneciendo en el Atlántico Sur, donde, en la noche del 14 de mayo de 1941, se cobró otra víctima, el carguero británico “Rabaul”, de 6.810 tn.,que llevaba carbón, maquinaria y grandes botellas de vidrio de ácido sulfúrico como carga de cubierta. Fue conminado a detenerse, pero el mercante británico inició la huida, sin hacer caso al disparo de advertencia, por lo que se dispararon dos salvas, que destrozaron al buque, empezando a arder, y hundiéndose en treinta minutos. Se logró salvar a cuarenta y siete tripulantes y pasajeros, falleciendo nueve hombres.

 

 

 

En la noche del 18 de Mayo, en total silencio, con los motores detenidos y a la deriva en la niebla, ven pasar a unos 6.000 metros, al acorazado HMS NELSON y al portaaviones HMS EAGLE, que navegaban a todo su andar para tomar parte en la caza del BISMARCK.

 

 

 

 

El 24 de mayo de 1941, el Atlantis navegaba por aguas tranquilas y fue enviado el avión Arado para investigar lo que parecía un nuevo mercante, el SS Trafalgar de 4.530 tn. que transportaba cerca de 5000 tn. de carbón y dos aviones. La persecución duró casi todo el día hasta que se encontró a tiro de cañón, abriendo fuego con la batería de proa, incendiándose los aviones transportados en cubierta, quedando el puente destrozado, y el carbón comenzó a arder, quedando el timón atascado, navegando el Trafalgar en círculos. El “Atlantis” lanzó un torpedo que quedó sin control, regresando al buque lanzador, que lo tuvo que esquivar; El capitán Rogge ordenó disparar un segundo torpedo que también perdió el rumbo, un tercero acertó en el blanco.
Ya en plena noche, el “Atlantis” rescató a 33 supervivientes.

 

 

 

El 17 de junio de 1941, el mercante británico “Tottenham”, de 4.760 tn. navegaba rumbo a Alejandría procedente de Gran Bretaña por la ruta de Ciudad de El Cabo, transportando aviones, municiones, tractores, y vehículos de transporte de personal.
El “Atlantis” le ordenó parar máquinas, pero el británico empezó a transmitir la llamada de auxilio y se lanzó a una desesperada huida, que duró todo el día. Una vez llegada al alcance de los cañones, el Corsario abrió fuego con su artillería principal, primero delante de la proa, y cuando le fue devuelto el fuego por los cañones de 100 mm del británico, cañoneó al buque, alcanzándolo en dos ocasiones. El Capitán británico ordeno abandonar el barco en marcha, con las consecuencias de dos botes salvavidas destrozados. El capitán Rogge ordenó recoger a los supervivientes, pero 17 de ellos evitaron su rescate, siendo recogidos el 18 de junio por el SS Moronda.
Con los supervivientes a bordo, el “Atlántis” lanzo tres torpedos, logrando un solo impacto, que no logró hundirlo, se le cañoneó hasta que el buque se incendió y explotó, pero el “Tottenham” era un buque muy tozudo y se negó a hundirse, quedando a la deriva, y encallando dos semanas más tarde en las costas de Río de Janeiro.

 

 

 

El día 22 de junio de 1941, hizo un ataque nocturno al carguero británico “Balzac”, de 5.375 tn., que transportaba 4.200 tn. de arroz y otras mercancías diversas. El Atlantis abrió fuego y la nave británica trató de escapar mientras lanzaba señales de alarma RRR, empezando a navegar en zig-zag. Después de una larga persecución, el buque británico se detuvo, siendo rescatados los supervivientes, 4 tripulantes fallecieron.

 

 

 

El 01 de julio de 1941, el Atlantis proporcionó 580 toneladas de petróleo, proyectiles del 15 y víveres al HSK “Orión” en el Atlántico Sur, que volvía a Alemania.
El “Atlantis” se trasladó al Pacífico, llegando a la isla de Vanavana, perteneciente a la Polinesia francesa, donde se transformó en el carguero holandés “Polyphemus”.

 

 

 

El día 10 de septiembre de 1941, es capturado el carguero noruego “Silvaplana”, de 4.790 tn., que transportaba minerales, madera, caucho, café y especias. Al ser un buque nuevo, y por la mercancía, se envió a Burdeos, con una dotación de presa de 14 hombres, a donde llegó el 17 de noviembre de 1941.

 

 

EL ÚLTIMO COMBATE.
El HSK “Atlantis”, se reunió con el HSK “Komet” en el Pacífico sur y después un buque nodriza de igual nacionalidad, pasando posteriormente al Atlantico Sur, recibiendo orden de dar petróleo al subamrino U-68, a unas quinientas millas de Santa Elena.
El 21 de noviembre de 1941, el hidroavión del Atlantis sufrió un accidente al amerizar, capotando y hundiéndose.
El 22 de noviembre de 1941, al alba, el HSK “Atlantis” se encontraba suministrando combustible al submarino U-126, cuando fue descubierto por un hidroavión Walrus proveniente del crucero pesado HMS “Devonshire”, a las 08:00 horas es descubierto el crucero por el ”Atlantis”, viendo como se ponía en el aire al hidroavión Walrus número dos del crucero. El capitán Rogge interpuso a su buque entre el buque británico y el U-126 que se estaba sumergiendo.

 

 

El HMS “Devonshire” abrió fuego, ahorquillando al “Atlantis”, que empezó a lanzar la señal de alarma, identificándose como el mercante holandés “Polyphemus”. Al enviar la señal se cometió el error de solo poner enviar tres R en vez de cuatro. El comandante del crucero sospechó y pidió confirmación al mando del Atlántico Sur de la situación del “Polyphemus”. Así se mantuvieron durante una hora, sin acercarse a menos de diecisiete kilómetros. Al llegar la confirmación de que no era el “Polyphemus”, el crucero empezó a abrir fuego, empezando a alcanzar al “Atlantis”, que se comenzó a incendiarse. El capitán Rogge ordeno abandonar el buque, colocando cargas explosivos en la santabárbara. A las 09:58 estalló la santabárbara, hundiéndose el “Atlantis” en menos de dos minutos. 10 tripulantes habían muerto.
El HMS “Devonshire” no rescató a ninguno de los supervivientes alejándose rápidamente del lugar a máxima velocidad.
El U-126 emergió, recogiendo a los náufragos, 55 en el interior del submarino, 52 en el exterior, y los 201 restantes fueron remolcados en cuatro botes salvavidas.

 

 

 

La hora del Python
Tres días mas tarde, se reunieron con el buque de aprovisionamiento alemán “Python”, subiendo a bordo a los náufragos y a los cuatro botes del “Atlantis”.
El 1 de Diciembre de 1941, el “Python” estaba reabasteciendo al U-A, una vez que había terminado el U-68, al que se le estaban transfiriendo torpedos, siendo descubiertos por el crucero pesado HMS Dorsetshire, gemelo del HMS Devonshire, que abrió fuego contra el buque de aprovisionamiento, al que acertó, empezando a arder. El U-68 lanzó cinco torpedos al crucero, al que no acertó, y se dio a la fuga.

 

 

 

 

En el océano quedaron 11 botes y siete balsas salvavidas, que cobijaron a 414 hombres. Cien embarcaron en los submarinos, siendo remolcados por una lancha a motor el resto. Los días 3 y 5 de diciembre, llegaron al lugar el U-129 y el U-124.
Este último, se había cruzado con crucero ligero HMS Dunedin, el 24 de noviembre de 1941, al que hundió con una salva de torpedos disparada desde gran distancia, produciéndose 419 muertos y 69 supervivientes

 

 

 

 

A la altura de las islas de Cabo Verde, unas tres semanas mas tardes, los submarinos italianos Luigi Torelli, Enrico Tazzoli, Giuseppe Finzi y Pietro Calvi se sumaron al rescate.
Los náufragos llegaron a salvo a Saint-Nazaire, entre los días 23 y 29 de diciembre de 1941.

 

El Gran Almirante Raeder recibe a los supervivientes.
El Gran Almirante Raeder recibe a los supervivientes.

 

La tripulación fue recibida por el Gran Almirante Raeder, y enviada a Berlín, siendo ascendidos y condecorados, tripulantes y oficiales.

 

 

 

Capitan del Atlantis
Capitan del Atlantis

 

Bernhard Rogge, comenzó su singladura naval en la marina imperial, paso por la Reichsmarine, la Kriegsmarine y la terminó en la Bundesmarine.
Siendo Vicealmirante, en 1945, lideró el último grupo de combate de la Kriegsmarine, el “Kampfgruppe Rogge”, formado por los cruceros pesados Prinz Eugen, Admiral Hipper y Lützow

 

 

 

 

Condecoraciones
Hojas de roble (31 de diciembre de 1941) para la Cruz de Caballero
Cruz de Caballero de la Cruz de Hierro (7 de diciembre de 1940)
Cruz de Hierro de 1914 de 2ª y 1ª clase
Broche de repetición en 1939 para la Cruz de Hierro de 1ª clase y de 2ª clase
Insignia de Guerra de los Cruceros Auxiliares con brillantes, concedida el 31 de diciembre de 1941
Insignia de Guerra de la Flota
Insignia de Rescate con Banda
Cruz de Honor para Combatientes en el Frente
Insisgnia de Servicios Meritorios en la Kriegsmarine por 18 años
Medalla Conmemorativa de los Juegos Olímpicos 1936
Orden del Santo Tesoro (Japón), se le entrego una katana samurái, honor compartido con el Mariscal Erwin Rommel y Hermann Göring.

 

El Capitán y sus oficiales
El Capitán y sus oficiales

 

Algunas libreas utilizadas por KSK “ATLANTIS”

 

 

Película basada en el HSK “ATLANTIS”

 

 

 

 

 

 

Y aquí se acaba la historia del corsario de superficie Atlantis.

 

by @moscardon